El taller de «Postres de Verano» es una de las actividades propuestas por la Concejalía de Educación y Juventud para los jóvenes segovianos menores de 18 años. Se trata de una de las iniciativas incluidas en el programa de Verano Joven para ofrecer un ocio saludable y alternativo durante los meses de vacaciones de los más jóvenes.

Una veintena de chicos y chicas de entre 12 y 15 años se han sumado a esta actividad en la que han podido demostrar su imaginación y su destreza en la cocina. Todos los días han elaborado postres típicos de los meses de verano, desde helados de diferentes sabores (queso, mouse de yogur y mano, de fresa con chocolate) a mouse de chocolate, natillas caseras, gelatina de frutas de estación, gofres o crepes con frutas, brownie y quesada pasiega. Toda una variada y apetitosa carta de postres.

Antes de ponerse manos a la obra, los jóvenes han aprendido a usar los diferentes utensilios de cocina para obtener con ellos los mejores resultados.

Pero los aprendices de cocina no se han limitado a preparar las diferentes recetas, también se han ocupado de su presentación, aprendiendo a colocar correctamente la mesa. Todo un arte desconocido para ellos. Y como corresponde a las tareas de la cocina, los jóvenes han tenido que limpiar tras preparar los postres y ayudar en todas las tareas del hogar.

Los talleres de cocina responden a otro de los objetivos de la Concejalía de Educación y Juventud a que los participantes entiendan la importancia del trabajo en igualdad, que todos sepan que deben implicarse en las tareas del hogar.