Era previsible, España ha pedido un cambio. Las primeras encuestas ya apuntaban la victoria del PP con un resultado amplio, como finalmente se ha producido. El Partido Popular ha conseguido una mayoría absoluta histórica, con 186 escaños, lo que supone el repaldo de más de 40% de los españoles que hoy se han acercado a votar a los colegios electorales de todo el país. La otra cara de la moneda, la del PSOE, que ha recogido la mayor derrota de su historia durante la democracia, con un descenso de 43 escaños respecto a las anteriores elecciones.

En una semana marcada por la debilidad de la economía española, con la prima de riesgo disparada, y aunque el día ha sido lluvioso y poco apacible, los españoles han salido a votar, y lo han hecho apostando por un cambio. Así, desde mañana, el Gobierno en funciones de Rodríguez Zapatero, irá cerrando una etapa iniciada en 2008, tras ocho años de Gobierno socialista.

El bipartidismo da paso a un mapa político en el que otras formaciones políticas cogen fuerza, un parlamento muy fragmentado respecto a los anteriores comiciones. En 2008, el 80% de los votos se concentraron en PP y PSOE frenta al 73% de  las papeletas de los comicios actuales, lo que permitirá la entrada de más voces, y con más fuerza.

Cabe destacar en este sentido que Izquierda Unida vuelve a posiciones de hace décadas, hace falta retroceder hasta 1996, cuando consiguieron 16 diputados para conseguir un resultado similar al de estas elecciones de 2011, con 11 diputados.  El denominado ‘voto últil’, que redujo a 8 diputados a la formación de izquierdas, a 4 escaños en 2004 y a dos escaños en 2008.

Paradojas de la Ley Electoral Española, UPyD, con más de un millón de votantes roza el grupo parlamentario, con dinco diputados, frente a AMAIUR, que consigue 7 diputados, con apenas 333.628 y adelantando al PNV, con 323.517 papeletas. Esquerra consigue mantenerse e Izquiera Unida suma 9 diputados más. Además, NA-BAI mantendrá su representación y completan el Congreso BNG, con dos diputdos, CC-NC-PNC, con dos diputados, COMPROMíS-Q con uno y FAC, el partido de Álvarez Cascos, con un escaño.