Pinocio ya ha abierto un parque de aventura en el pinar de Sanchonuño durante una jornada de presentación en la que los promotores destacaron que es el mayor parque de aventura de España, con más de seis hectáreas dedicadas a la diversión.

Circuitos entre árboles, tirolinas, puentes tibetanos, campos de paintball, columpios, camas elásticas o cabañas son algunos de los elementos de los que se puede disfrutar en este parque que está pensado para personas de 3 a 75 años.

El parque se sitúa en un pinar de seis hectáreas y se divide en diferentes zonas. Cuando el visitante accede a Pinocio se encuentra con la zona de recepción, con un espacio de descanso, y otro con juegos para niños, como camas elásticas. Unos metros después se sitúa la zona de circuitos: infantil, familiar, complicado y más difícil. Uno de los responsables del parque explica que los circuitos se han hecho entre los pinos, de poco grosor y de no mucha altura, en los que se juega con la dificultad de cada circuito, y en los que los aventureros’ se lanzan de pino a pino con diferentes aparatos. En este sentido, desde el parque aseguran que la seguridad es total, ya que los visitantes llevan arneses especiales que durante todo el recorrido van enganchados a una línea. Además, los niños de 3 a 7 años no pueden manipular los arneses por sí mismos.

El parque cuenta también con otro espacio de descanso, donde se sitúan los comederos para pájaros, para que los visitantes puedan conocer las aves de la zona. Existen paneles explicativos, y cabañas realizadas con ramas, como las resineras, tradicionales de este pinar. En la parte norte del pinar se ha creado otra zona para actividades de más riesgo, como tiro con arco y campos de paintball. En este caso se puede participar en guerras inofensivas con tres escenarios diferentes: uno dedicado al Oeste americano, un poblado azteca y un tercero basado en la Segunda Guerra Mundial.

La empresa Pinocio, impulsada por Rocío Olmos, tiene experiencia en actividades de aventura, como campamentos urbanos, durante el verano. En total han realizado una inversión de unos 200.000 euros en el parque de Sanchonuño, de los que un 47 por ciento han sido subvencionados por el programa Honorse Tierra de Pinares.