Hay quien dice que cuantas más dificultades se nos presentan para encontrar trabajo, o para desenvolvernos en el mundo laboral, como es en este preciso momento con la «archi-nombradísima» crisis; más se activa la creatividad de nuestro cerebro  que empieza a funcionar a todo gas para intentar sacarnos las castañas del fuego.

Así les ha pasado a varios segovianos con espíritu emprendedor, que ante esta situación de desempleo se han atrevido a iniciar su aventura empresarial gracias a la iniciativa del Ayuntamiento, que a través de la Concejalía de Empleo, Desarrollo y Tecnología, lanza varios proyectos para apoyar este cambio de mentalidad detectado y el esfuerzo de los segovianos.

Una de ellas es el programa “Segovia Emprende 2010” cuyo objetivo es apoyar a las empresas de reciente creación y a los proyectos de autoempleo que por su viabilidad pueden contribuir al desarrollo de la ciudad. El éxito de esta iniciativa lo avalan 14 nuevas empresas segovianas que han presentado su solicitud en diferentes sectores como comercio, informática, consultoría…Los agradaciados recibirán una cuantía máxima de 3.000 euros a fondo perdido.

Además de esta iniciativa, el Ayuntamiento apoya a los nuevos empresarios ofreciéndoles la posibilidad de acceder a un despacho profesional. Así, los interesados en uno de los 7 nuevos despachos profesionales situados en la antigua Casa de Socorro, es decir, en el CIEES Casco Histórico tienen que tener en cuenta que el plazo para presentar la solicitud finaliza el lunes, 5 de julio.

Se trata de unos espacios acondicionados para el desarrollo de la actividad empresarial. A los profesionales que ocupen los cuatro despachos de la segunda planta de este inmueble y los tres de la primera se les proporcionará la misma atención que al resto de emprendedores del CIEES de San Millán: asesoramiento para la gestión empresarial, así como la prestación de servicios comunes que les permitirá tener las necesidades básicas cubiertas, haciendo más fácil su establecimiento, despegue y consolidación durante los primeros años de su actividad.