“ESTÁS EN MI CORAZÓN” (“Vos estabais dentro de mi alma y yo distraído fuera y allí mismo os buscaba”San Agustín, “Confesiones” Libro X, cap. XXVII)

 

Estás en mi corazón

como pequeña semilla,

esperando la ocasión

de reventar en espiga.

 

No consiguen mis palabras

lo que logran mis silencios:

que mi corazón se me abra

porque creces Tu por dentro.

 

¡Qué pretenciosa criatura

quien piensa que puede dar

al que le ama con locura,

sin tener necesidad!.

 

Que mis palabras se callen,

que mis silencios dominen

para que de amor estalle

el corazón en que vives.

 

Callar más bien me valiera

para poder descubrir

Tu presencia que me espera,

si es que te dejo salir;

 

que nada puede llenar

el vacío de la vida

sino el dulce reventar

de Tu simiente en espiga…

 

José García Velázquez

Segovia, 13 de julio de 2008