Las estaciones leonesas de San Isidro y Leitariegos, junto a la segoviana de La Pinilla y la salmantina de La Covatilla, ofrecen a los aficionados al esquí un total de 37,3 kilómetros de pistas durante este Puente de la Constitución, con una buena previsión de afluencia de visitantes, a la espera de nuevas nevadas que puedan aumentar la superficie esquiable. Las tres instalaciones ya llevan unos días abiertas al público y han creado nieve artificial cuando las bajas temperaturas lo han permitido. Por el contrario, los dos complejos invernales de Burgos, situados en Lunada y Espinosa de los Monteros, están a la espera de contar con nieve suficiente para poder abrir en breve sus instalaciones.

Las previsiones meteorológicas de viernes a lunes son en principio favorables para que se pueda disfrutar de la nieve sin sobresaltos. Los cielos permanecerán poco nubosos o despejados, excepto en zonas de brumas y nieblas, habrá temperaturas sin cambios o en ligero descenso las mínimas, con heladas débiles localmente moderadas y vientos flojos variables.

 

Segovia

Tras su apertura el pasado 29 de noviembre la estación segoviana de La Pinilla, ubicada en el municipio de Riaza, cuenta con cerca de 6,8 kilómetros de pistas -sobre un total de 22 kilómetros en las mejores condiciones- y 415 metros de desnivel. Para este puente festivo cinco de los 12 remontes disponibles están en funcionamiento, y se prevé un aceptable nivel de ocupación los primeros días de temporada. “Ya hubo 3.000 esquiadores el pasado fin de semana y esperamos una buena previsión y una mayor afluencia para los cuatro días festivos”, apuntó el director gerente Ángel González.

La calidad de la nieve se prevé polvo-dura y los espesores registrados en las zonas abiertas se sitúan entre los 15 y 50 centímetros. Las pistas disponibles son las situadas en la zona de debutantes de Gran Plató, Testero, Focas, Chozo y Retorno, Diagonal Baja y Pajaritos, es decir tres verdes, seis azules y una roja que totalizan diez en uso sobre las 23 con que cuenta la instalación invernal a pleno rendimiento. La estación de La Pinilla es la primera vez en los últimos 45 años que ha podido abrir un día del mes de noviembre.

 

León

La Diputación de León abrió el pasado miércoles las estaciones invernales de la provincia, San Isidro (Puebla de Lillo) y Leitariegos (Villablino), que si la acumulación de nieve lo permite permanecerán operativas hasta el próximo 27 de abril. El calendario comprende un total de 145 días, de los que 68 estarán dentro de la considerada temporada alta, es decir los fines de semana, las vacaciones de Navidad, la Semana Santa y los días festivos y puentes, como el de la Constitución.

La estación de San Isidro es la que mejor arrancó la temporada con 20 kilómetros de pistas disponibles que se han incrementado hasta los 21,5 sobre un total de 31 kilómetros de dominio esquiable, coincidiendo con el inicio del puente. Mientras tanto, Leitariegos inauguró la campaña invernal con 2,5 kilómetros de los 7 con los que cuenta la estación, con cuatro pistas abiertas sobre un total de once. Los espesores en ambas estaciones están entre los 20 y los 50 centímetros y la nieve es de calidad polvo-dura.

La principal novedad para esta temporada en las estaciones leonesas es que el acuerdo alcanzado entre Diputación y Principado de Asturias pone a disposición de los usuarios dos nuevos forfaits que pueden usarse indistintamente en León o en las instalaciones de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno de Asturias. Por una parte, se pone a la venta el forfait diario interestaciones para abonos anuales y, por otra, el cuatro días-cuatro estaciones, que suma un día de regalo y que está dirigido principalmente a captar turistas.

 

Salamanca

En la provincia de Salamanca, la estación de Esquí de La Covatilla, unicada en la Sierra de Bejar, cuenta actualmente con siete pistas disponibles en un total de 6,5 kilómetros esquiables y un espesor de nieve de entre 30 y 60 centímetros, según informó su codirector, Alberto Segade. A su vez, destacó que las previsiones de afluencia de esquidores durante el puente festivo se sitúan entre los 3.500 y los 4.000 durante los cuatro días.

Las pistas cuentan con nieve polvo de “calidad muy buena, tanto producida como precipitada”, y están abiertos tres de los cuatro remontes de los que dispone el complejo invernal, dijo. En la temporada que ahora se inicia, la estación cuenta con un nuevo ‘Snowpark’, de 400 metros de longitud , especificó el codirector, y, además, concretó que desde este año “la página web ofrece un servicio de ‘webcam’ para poder observar en tiempo real la situación de las pistas de esquí”.

 

Burgos

Finalmente, en Burgos, la Estación de Esquí de Lunada y Centro de Deportes de Invierno (Espinosa de los Monteros) no abrirán al público sus instalaciones estos días del puente de la Constitución e Inmaculada. Cuando la cantidad de nieve disponible garantice la práctica del esquí, los usuarios podrán contar con cerca de 5,5 kilómetros en un paraje situado en la Cordillera Cantábrica, entre las laderas del Pico La Miel y el Alto de Las Corvas (1.568 metros) dentro del macizo de los Montes de Valnera, que alcanza su máxima altura en la cumbre del Castro Valnera (1.719 metros).