Algunas tradiciones disminuyen, no han conseguido aferrarse entre la gente joven pero, sin duda, siguen latentes en el corazón de los más mayores. A pesar de ello, y que el número diario de las visitas a los cementerios de la provincia continúa descendiendo, sí que es cierto que hoy, Día de Todos los Santos, muchos hacen una parada con el propósito de visitar el lugar donde reposan los restos mortales de los suyos, de las personas que les ayudaron a crecer como personas, que ofrecieron la sabiduría de un padre o que compartieron su vida.

Por ello, no deja de ser un día triste. En el cementerio ya se pueden ver a miles de personas arreglando lápidas y cargadas con flores, buscando el consuelo de la Fe o de la proximidad para sentirse más cerca de los que ya no están. De hecho, si uno observa con detalle, puede incluso encontrar notas escritas, de nietos a abuelos, de viudos… Las lágrimas y las sonrisas, los que no están y los que llegaron después… Las distintas generacines hacen de este día, en el que la venta de flores es importante pero muy inferior a la de hace una decada, una jornada para el respeto.

Hoy, con motivo del Día de los Santos y de Difuntos, en el cementerio se llevarán a cabo distintas ceremonias religiosas. El día 1 de noviembre, en la capilla, se celebrará misa a las 11:00 horas y a las 17:00 horas Rosario y Preces por los patios del campo santo. El día 2 de noviembre a las 11:00 horas, de nuevo en la capilla, se celebrará Misa de Difuntos.

 

Santo Ángel de la Guarda

El Cementerio del Santo Ángel de la Guarda de Segovia fue inaugurado por el obispo Isidro Pérez el 5 de agosto de 1821 y estuvo abierto hasta el 17 de julio de 1823. Ese año cerraba sus puertas y así permanecía hasta 1833. Desde entonces, hasta nuestros días, decenas de miles de segovianos han sido enterradas en estas instalaciones.

Para mantener y mejorarlas,  el Ayuntamiento ha acometido importantes obras de reforma. Las últimas incluyen la construcción de más de 400 nichos y 196 columbarios, así como la reparación de 1.600 metros cuadrados de cubiertas y 400 metros cuadrados de falso techo, en determinados patios y galerías, además del pintado de la capilla, edificios y muros de la fachada.

Las cifras.

En 2008 el número de enterramientos ascendía a 417 de los que 67 eran en tierra (65 adultos y 2 párvulos), 280 en nichos (todos ellos adultos), 34 laudes y 36 en panteones. Además, se depositaban las cenizas de 53 fallecidos y se trasladaban a Segovia desde otras provincias 128 finados.

Del total de enterramientos 215 eran mujeres y 202 hombres, siendo la edad media de 80 años; 9 de las personas enterradas tenían mas de 100 años; 106 más de 90 años y 251 más de 80 años. En lo que llevamos de año 2009, y hasta el mes de septiembre, se han enterrado a 49 personas y depositado en nichos a 195.

 

Espacio libre.

 En la actualidad, existen 500 nichos libres y 250 columbarios, aproximadamente. En tierra hay mucho espacio, ya que en estos momentos se están levantando tumbas del año 1991.

En el cementerio segoviano, en el que trabajan 8 personas, está enterradas personalidades públicas como Andrés Reguera Guajardo, Fernando Abril Martorel, Nicomedes García, Daniel Zuloaga o José Rodao, entre otros.