La institución provincial ha suscrito hoy convenios con 23 ayuntamientos de la provincia para la contratación de un total de 40 personas en riesgo de exclusión social, para acometer obras y servicios de interés general y social. La firma de estos acuerdos es fruto de la subvención de 200.000 euros que para tal fin ha recibido la institución provincial del Servicio Público de Empleo de Castilla y León, y del que se pueden beneficiar municipios de menos de 2.000 habitantes.

En el acto, el presidente de la Diputación explicó que “los beneficiados de los posibles contratos de trabajo que se rubriquen serán trabajadores en situación de exclusión social, entendiendo por tales, con carácter preferente, a los perceptores de renta garantizada de ciudadanía, y a todos aquellos que habiendo agotado prestaciones, se encuentren entre los siguientes colectivos: mayores de 50 años que hayan permanecido como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, al menos durante 24 meses ininterrumpidos inmediatamente anteriores a la fecha de inicio de la contratación subvencionada (A estos efectos, no se computarán aquellas interrupciones inferiores a un mes que sean consecuencia de una colocación); víctimas de violencia de género; víctimas de accidente de trabajo o enfermedad profesional, siempre que tengan reconocida una incapacidad permanente derivada de dichas contingencias, o sus causahabientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad; participantes en el Programa Personal de Integración y Empleo; personas cuya situación de desempleo sea consecuencia de un despido colectivo autorizado por la autoridad laboral o comunicado a la misma, y que haya tenido lugar en algún centro de trabajo de Castilla y León; y extoxicómanos rehabilitados, expresidiarios y personas pertenecientes a minorías étnicas”.

Los trabajadores contratados deberán estar desempleados e inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, en la fecha de alta en la Seguridad Social del trabajador. A estos efectos, se considerará persona desempleada aquélla que hubiera permanecido sin estar de alta en ningún régimen de la Seguridad Social, ya sea a jornada completa o parcial, al menos el día inmediatamente anterior a la fecha de inicio del contrato subvencionable.

Las contrataciones serán realizadas por los ayuntamientos y deberán cumplir los siguientes requisitos: el periodo de contratación deberá estar comprendido entre el 30 de octubre, fecha en que se dictó la resolución del Servicio Público de Empleo, y el 31 de agosto de 2014; la duración mínima de los contratos será de 180 días; la Entidad beneficiaria deberá solicitar a las personas desempleadas necesariamente mediante la presentación de oferta genérica de empleo en las oficinas del Servicio Público de Empleo de Castilla y León, que se encargarán de realizar la preselección, entre las personas inscritas que reúnan los requisitos exigidos y lo comunicará a las Entidades a fin de que éstas procedan a la contratación; y, por último, los contratos podrán concertarse a jornada completa o a tiempo parcial, siempre que, en este último caso, la jornada de trabajo sea igual o superior al 50% de la jornada ordinaria en la empresa o sector (en el caso de la Diputación de Segovia, sería de 18 horas y 45 minutos semanales).

En cuanto a las obras o servicios a acometer, su ejecución debe realizarse en el período subvencionable hasta 31 de agosto de 2014; tiene que tratarse de obras o servicios de interés general y social que sean competencia de los ayuntamientos.