«Unos crían la fama y otros cardan la lana». Recurrimos al refranero español para desmitificar lo que siempre se ha comentado acerca de las evasivas de la mujer a la hora de practicar sexo. Según el informe EXCUSE (EXcusas Comúnmente Utilizadas en DiSfunción Eréctil), los hombres también se inventan excusas para no practicar sexo. El estudio se basa en encuestas realizadas más de 1.050 españoles a partir de 35 años representativos de todas las comunidades autónomas.

El cansancio, la ansiedad y el alcohol, son los principales argumentos que ponen los hombres para no hacer el amor. Pero no todo queda ahí, aparecen otros pretextos la mar de originales, como: «Es que mi equipo de fútbol ha perdido» o «estoy demasiado lleno». Este informe nos quita la idea tan extendida de que los hombres nunca o casi nunca rechazan tener un encuentro sexual.

Las conclusiones del Informe EXCUSE destacan también que a la hora de poner excusas, cinco de cada diez entrevistados opinaron que hay hombres que rechazan tener sexo debido a problemas de erección y que por ello usan excusas o motivos de justificación. Esta reacción es la consecuencia de la vergüenza y pérdida de libido que la disfunción eréctil provoca en las personas que la padecen, según afirmaciones de nueve de cada diez participantes en el informe.

En este sentido, se ha señalado que el 40 por ciento de los hombres mayores de 40 años presentan síntomas de disfunción eréctil en algún grado y sólo un 20 por ciento lo reconoce y un 10 se trata. Sin embargo, en el informe EXCUSE, sólo un 24 por ciento llegó a reconocer que una de las razones par no querer tener un encuentro sexual era la disfunción eréctil.