La Junta de Castilla y León destina unos doce millones de euros al año para ayudar a las empresas de transporte de viajeros por carretera y que tienen líneas deficitarias. Así lo indicó hoy el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, durante su participación en la ceremonia de entrega de los Premios del Transporte que organiza la Agrupación Segoviana de Empresarios de Transporte (Asetra), y que alcanza su novena edición.

El titular de Fomento enmarcó la ayuda económica a las empresas de autobuses de viajeros en la política de incentivos de la Junta para mantener los servicios públicos y para el fomento de la actividad empresarial. Además, recordó que recientemente ha renovado algunas concesiones de líneas de viajeros.

En su discurso, Silván también resaltó la importancia estratégica que tiene el sector del transporte para la economía de la Comunidad, sobre la que dijo que existen más de 45.000 empresas que agrupan casi 100.000 empleos directos. Además, felicitó a la patronal segoviana, Asetra, por sus 30 años de existencia y por aglutinar a los servicios de transporte de viajeros y de mercancías “en una clara apuesta por la integración”. Y agradeció el “apoyo y compromiso demostrado con la Junta de Castilla y León”.

El consejero entregó el Acueducto de Plata a la Empresa de Transportes del año 2010 a Transportes El Reque, por su trayectoria de más de medio siglo; mientras el Acueducto de Plata a la Empresa colaboradora con el Transporte fue para Piensos Nanpro. Además, la carrocera vasca Irízar recibió una mención especial por su colaboración con los premios desde su creación, hace nueve años.

Por su parte, el presidente de la patronal, Gerardo Salgado, se refirió al “difícil momento” que atraviesa el transporte segoviano, por la reducción de la actividad, el incremento de los costes, especialmente el precio del gasóleo, así como por las dificultades para recuperar las cantidades adeudadas por otras empresas clientes de sus socios.