El anuncio del inicio de un proceso de integración entre las cajas rurales de Segovia, Fuentepelayo y Burgos, ha sido acogido de forma positiva entre los representantes del sector agrario.

Desde la Unión Regional de Cooperativas Agrarias, (Urcacyl), su gerente, Jerónimo Lozano, estimó que aunque no se ha realizado un análisis detallado de la operación, “en principio nos parece positivo que se alcancen alianzas entre entidades de la Comunidad”. “Son cajas rurales de Castilla y León y que estas fuerzas se queden dentro de nuestra autonomía nos parece que puede ser positivo, para ellas y para el sector”.

También en sindicato agrario Asaja ha emitido un comunicado en el que considera que la unidad del sector de las cooperativas de crédito es “vital y además inevitable” para poder mantener sus servicios y fortalecer su presencia en un panorama financiero cada vez más competitivo”.

A través de su página web, la organización que preside Donaciano Dujo, calificó de “una buena noticia” el protocolo de integración de Caja Rural de Burgos, Caja Rural de Fuentepelayo y Caja Rural de Segovia. Al igual que la organización agraria defendió en su momento la unidad de las cajas de ahorros de la región —un proyecto finalmente frustrado— Asaja señala que ha apostado desde hace años por la “vertebración de las cajas rurales, nacidas precisamente de la mano de los agricultores y los ganaderos y muy unidas a la economía y vida de los pueblos de la región”. Por ello, confía en que en breve plazo se unan a este “plan intercooperativo” las rurales que aún navegan en solitario en Castilla y León.

Por otro lado, ASAJA espera que esta fusión vaya acompañada de un proyecto “eficiente y sensato” que fortalezca y consolide la nueva estructura de cajas rurales, porque los agricultores y ganaderos necesitan más que nunca su apoyo en estos momentos de crisis económica.

Igualmente desde la Unión de Campesinos UCCL, José Pablo Fernández, que además forma parte de la Junta Gestora de Caja Rural de Segovia, señaló que los representantes de esta formación han pedido hace tiempo que cualquier proceso se hiciera “entre las cajas rurales de la región”. “Nos parecía fundamental porque todas nos dedicamos a lo mismo: al medio rural y la pequeña y mediana empresa, y nuestros objetivos son comunes”, añadió.