El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso celebrará del 4 al 8 de marzo el ciclo de cine ‘Otras miradas, un mismo lenguaje’ con el que proyectará cinco películas de nacionalidad francesa en versión original a partir de las 18:00 horas en el salón de actos ‘Siglo XXI’ del Consistorio.

Organizado por la Junta de Castilla y León, las proyecciones, con acceso libre hasta completar aforo, comenzarán el lunes con ‘Les plages dÁgnés’. De regreso a las playas que marcaron su vida, Agnes Varda inventa una especie de autodocumental. Agnés se coloca en medio de extractos de sus películas, imágenes y reportajes. Nos hace compartir con humor y emoción sus inicios como fotógrafo de teatro y seguidamente como cineasta innovadora en la década de los 50, su vida junto a Jacques Demy, si compromiso feminista, sus viajes a Cuba, a China a EE.UU. su vida en familia y su pasión por las playas

Le sigue ‘La fille de Monaco’, en la que Bertrand, un abogado parisino, viaja a Mónaco para defender a una mujer acusada de asesinato. Christophe es el vigilante de seguridad encargado de proteger a Bertrand. Y el triángulo lo completa Audrey, una presentadora de televisión, ambiciosa y descarada.

El miércoles será turno de ‘Qu’un seul tienne et les autres suivront (Silent Voice)’, en donde Stéphane, Zohra y Laure callejean por la misma ciudad sin conocerse. Stéphane, un treintañero perdido por un mundo con el que difícilmente conecta recibe una propuesta que le cambiaría la vida pero… ¿a qué precio? Zohra llega de Argelia para averiguar las circunstancias del asesinato de su hijo en Francia. Laure vive con inocencia y entusiasmo su primer amor por un chico en plena rebeldía que acaba en la cárcel. No había ninguna razón para que un buen día se encontraran los tres en la sala de visitas de la cárcel. Y sin embargo, en ese lugar en que las pasiones se desatan, es donde le tocará a cada uno tomar las riendas de su propio destino.

El 7 de marzo, ‘Ensemble c’est trop’, una película en la que una mujer, después de muchos años de matrimonio, ve como su esposo, un hombre que ronda los 60 años de edad, entra en una crisis varonil y le da por tener una amante. Esto desestabiliza a la mujer, que se traslada a la casa de su hijo. Él, que esperaba que lo asciendan en el trabajo, ahora tiene que soportarla en su casa, sabiendo que su padre espera un hijo.

Cierra el ciclo dedicado al cine francés ‘Tout est pardonné (All Is Forgiven)’. En esta ocasión, Victor, su mujer Annette y su hija Pamela están a punto de abandonar Viena para trasladarse a París. Annette quiere creer que Viena ejerce sobre Victor una influencia negativa que consume sus energías. Ciega de amor, prefiere culpar a la ciudad antes que a él. Que sea un irresponsable que desaparece días y noches enteros, es para ella motivo de dolor, pero conserva la esperanza de que algún día recupere la cordura y la vida conyugal se estabilice. Sin embargo, en París la situación empeora definitivamente: Victor se enamora de una joven drogadicta con la que vive sumergido en paraísos artificiales. Once años después, Pamela, que ya tiene tiene 17 años, busca a su padre e intenta comprenderlo.