Más de un millar de establecimientos de la provincia de Segovia han donado sus productos este año para el sexto rastrillo de la Asociación contra el Cáncer (AECC) de Segovia que se ha celebrado este puente festivo en la Casa del Sello de Paños, sede de la Cámara de Comercio de Segovia. Instituciones segovianas y un gran número de particulares también han ofrecido objetos para enriquecer y hacer más atractivo este mercadillo solidario que ha sido atendido por más de 150 voluntarios distribuido en los 22 puestos de exposición y venta de regalos, una tómbola, una librería y una cafetería.

Hasta el día de ayer unas 4.000 personas habían pasado ya por el rastrillo solidario para curiosear o bien adquirir alguno de los productos expuestos. Al igual que en ediciones anteriores, se espera lograr una recaudación de unos 50.000 euros, que se destinará a fines benéficos. La presidenta de la junta provincial de AECC, Concepción Díez Garcillán, agradeció el trabajo de los voluntarios así como las ayudas de las instituciones, empresas y especialmente de la Cámara de Comercio. “Hemos reunido 1.200 regalos donados” manifestó con gran satisfacción la representante de la delegación provincial que agrupa a 1.600 socios “una de las provincias que más socios concentra en relación al índice de población y en la que cada semana recibimos dos o tres incorporaciones”, remarcó Concepción Díez .

La recaudación que se obtenga en la suma de las actividades del rastrillo solidario irá destinada a financiar los servicios de la asociación en Segovia que son gratuitos para los beneficiarios, y a los trabajos que desde la fundación de investigación de la AECC se impulsan para combatir el cáncer y mejorar la calidad de vida de los enfermos oncológicos.

Concepción Díez no se cansa de recordar que todo el dinero que se recauda en el rastrillo “va directo a la lucha contra el cáncer, y además llega a todas las etapas de esta lucha: prevención, asistencia e investigación”. Los fondos destinados a las actividades de la junta provincial se dirigirán a servicios de ayuda psicológica, a cuidados paliativos y a aportaciones económicas para las familias afectadas por esta enfermedad. Cada mes la AECC de Segovia da ayudas de 200 ó 300 euros a una media de cuatro familias que por la enfermedad soportan pérdidas de ingresos y deben afrontar gastos de medicamentos o viajes. Precisamente, para evitar traslados a Valladolid a muchas personas la asociación contra el cáncer mantiene la reclamación de abrir en Segovia una unidad de radioterapia.