El PSOE de Castilla y León solicitó hoy la “inmediata dimisión” del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por entender que es un “problema para la credibilidad de España” que siga en el cargo ante la “grave sospecha de apoyo y connivencia” con el extesorero del partido Luis Barcenas, pero mantiene y no rompe la relación con el PP de Juan Vicente Herrera en la Comunidad mientras no se vea “salpicado” por esta trama de presunta corrupción.

El secretario general del PSCyL-PSOE, Julio Villarrubia, compareció a primera hora de la mañana para apoyar lo expresado ayer por el líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, y sumarse a la petición de “dimisión inmediata” del presidente del Gobierno, como hizo el máximo dirigente socialista tras conocerse el intercambio de mensajes de móviles entre Rajoy y Barcenas.

“España vive momentos difíciles y el presidente del Gobierno es un problema para la credibilidad, España necesita un Gobierno incompatible con la corrupción máxima”, sentenció Villarrubia, después de referirse a la “gravísima e insostenible situación” de los últimos meses y en particular de los últimos días por las revelaciones conocidas del caso Barcenas, extesorero del PP, que hoy comparece ante el juez Pablo Ruz.

Villarrubia argumentó que Rajoy y el PP “no han dado ninguna explicación y se asiste no ya a indicios, sino a certeros engaños”, y subrayó que se “comprueba la relación y grave connivencia” del presidente con el extesorero, ahora en prisión, a través de los mensajes a móvil, después de que el caso diera un giro al conocerse las cuentas en Suiza de Bárcenas.

De este escenario manifestó que ve una luz en el Estado de Derecho y la democracia, después de que en su opinión el PP intentara “tapar” este asunto, y estimó que si se anula el proceso será una derrota de la democracia, pero una victoria si prevalece la verdad, la justicia y el poder institucional.

Tras compartir con el PSOE federal la ruptura de relaciones con el PP hasta que aclare la situación y asuma responsabilidades políticas, Villarrubia aclaró que esa situación no afecta a la relación del PSCyL con los ‘populares’ de la Comunidad, encabezados por Juan Vicente Herrera. “La ruptura se deja en Madrid”, precisó, si bien añadió que, si del proceso, se derivan implicaciones en Castilla y León, pedirán responsabilidades fuera quien fuera y en el ámbito del mismo.

No obstante, expresó su deseo de que no haya una ramificación del caso hacia el PP de la Comunidad pero insistió en que, si hubiera alguna -“ojalá no sea así”-, se exigirán responsabilidades en el “nivel que fuera” la presunta implicación. Villarrubia confirmó que su partido ha iniciado contactos con el resto de grupos del Congreso para presentar una iniciativa conjunta y una solución ante una “situación insostenible”, si bien dejó la decisión y el mecanismo parlamentario que se pueda decidir a esos contactos sin entrar a pronunciarse de manera individual si debe ser una moción de censura contra el presidente, como ha saltado al debate estos días.

“No se puede mantener un presidente bajo una grave sospecha porque España no puede soportar más daño y más perdida de credibilidad por ello el PSOE de Castilla y León apoya y solicita la inmediata dimisión del presidente del Gobierno”, concluyó Villarrubia en una breve comparecencia en la sede autonómica de Medina del Campo.