A pesar de conocer la situación económica por la que se pasa a nivel nacional, la Confederación Estatal de Sindicatos de Médicos considera que la administración debe crear medidas correctoras que no deterioren la calidad asistencial de nuestro Sistema Público de Salud. Según palabras de los médicos: «Hasta ahora, debemos denunciar que, las medidas tomadas, se han basado en reducir los recursos humanos, sin valorar otras más eficaces, como eliminar los 9000 euros mensuales que se malgastan en alquiler de despachos en el Hospital de la Misericordia, entre otras».

Para ellos, la disminución retributiva que se está dando en el Hospital General puede llegar a afectar a la calidad asistencial de los pacientes suponiendo graves recortes. Los ajustes realizados han dado lugar a una sobrecarga de trabajo, que ya esta teniendo consecuencias negativas en las prestaciones sanitarias de algunos servicios como los de Análisis Clínicos, Hematología y Urología que han sufrido ya fuertes recortes, especialmente se han hecho notar en el servicio de Medicina Interna del Hospital «donde las jubilaciones de los médicos y las bajas por enfermedad han supuesto un descenso notable en la plantilla, que ha quedado reducida en un tercio».

Además, el sindicato de médicos lamenta la actitud poco flexible de la dirección que «ha contribuido a la dimisión airada de algún Jefe de Servicio del Hospital que ha preferido jubilarse a continuar trabajando en unas condiciones que no garantizaban la calidad asistencial que se merecen los ciudadanos».

A través de este comunicado pretenden conseguir el alto grado de calidad alcanzada gracias, en gran parte, a la alta cualificación y dedicación de los profesionales médicos y consideran que «la satisfacción que los segovianos tienen de su sanidad, no se logrará sin contar con la colaboración mutua entre los profesionales y la Administración».