El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción, abogó hoy por ponderar las cuantías de las tasas judiciales más que su propia existencia. A la vez que señaló que la existencia de tasas solo puede justificarse y admitirse mientras no haga “ilusorio” el derecho a la tutela, Concepción incidió en que tampoco es partidario de un servicio gratuito “que nos cuesta a todos los ciudadanos”.

Con motivo de su visita a la capital segoviana para participar en el Curso de Formación Especializada que organiza el Consejo General del Poder Judicial en la provincia, Concepción manifestó que la solución pasa por equilibrar el servicio jurídico para que la tasa no sea impeditiva y que la justicia sea sostenible.

Antes de ser recibido por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, el presidente del Tribunal Superior de Justicia manifestó ser consciente de las protestas levantadas por parte de diferentes colectivos y de la ciudadanía pero a la vez, incidió en que se trata de una ley que hay que cumplir “nos guste o no nos guste”. En este sentido se refirió a los jueces señalando que “tenemos la obligación legal y constitucional de aplicar esa ley”.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, Concepción recordó que la situación de crisis por la que atraviesa el país está llevando a un aumento de la litigios “importante” y a la suspensión de la creación de nuevos órganos judiciales, por lo que la justicia continúa trabajando con los mismos recursos humanos que hace tres años afrontando un aumento de asuntos. No obstante, aseguró que Castilla y León es un “territorio privilegiado” debido a la alta calidad de una justicia que da respuesta “en plazos aceptables”.