El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, disfrutó hoy de una jornada de descanso en Segovia, donde saboreó el tradicional cochinillo en Cándido, uno de los establecimientos más conocidos de la ciudad.

Martinelli, que se encuentra de viaje oficial en España después de asistir el pasado sábado a la final de la Liga de Campeones entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, estuvo acompañado por la primera dama, Marta Linares de Martinelli, el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Álvarez de Soto, y la ministra de Educación, Lucy Molinar. La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, se acercó hasta el establecimiento para dar la bienvenida a Martinelli a la capital del Acueducto.

La visita del presidente panameño, que llegó al restaurante con una gorra del Atlético de Madrid, creó una gran expectación en la plaza del Azoguejo debido a las medidas de seguridad que se adoptaron con un gran número de escoltas y varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Martinelli troceó el cochinillo al estilo tradicional en una ceremonia en la que participaron también los dueños del establecimiento, Alberto y Cándido López. Además, comió jamón de Guijuelo, chorizo de Cantimpalos y judiones de La Granja, todo ello regado con un vino de Pesquera de Duero.

El gobernante tiene previsto reunirse con el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y con el rey don Juan Carlos. Posteriormente realizará una visita oficial a Israel.