El Grupo Municipal Popular ha informado en una nota de orensa que ‘deplora la arbitrariedad del Alcalde Arahuetes por sancionar al portavoz municipal de la oposición, por no asistir a la Junta General de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Segovia (Evisego)’, convocada a las 8 de la mañana del día 27 de mayo del presente año.

Según han apuntado desde el Partido Popular, ‘se da la circunstancia de que el único punto del orden del día era la aprobación del acta de la sesión anterior, que fue ratificada con los trece votos del Gobierno Municipal Socialista e IU, contando con once votos en contra de los populares’, por lo que la sesión no supero los diez minutos de duración según se ha apuntado desde el partido.

Para los populares se pone de manifiesto ‘la utilización espuria de los poderes y atribuciones de la Alcaldía-Presidencia del Ayuntamiento, por parte del cabeza del Grupo Municipal Socialista Pedro Arahuetes’ para sancionar al portavoz de la oposición, ‘utilizando un criterio discrecional y caprichoso’, ya que según se apunta desde el Partido Popular ‘a lo largo del actual mandato corporativo se han producido, sin ser habituales, ausencias de concejales de distintos grupos políticos en las sesiones del pleno y de juntas generales de empresas municipales no comunicadas previamente, sin que nunca les haya sancionado’. El único precedente que encontramos fue la sanción simbólica de dos euros a la entonces portavoz popular Beatriz Escudero por no asistir a un pleno ordinario en el mandato corporativo anterior y otra más a la también concejal popular Susana Moreno por idéntico motivo.

‘Evisego es una sociedad participada al 100% por el Ayuntamiento, que, tal y como se estipula en sus estatutos, se rige por lo dispuesto en la normativa reguladora de las Sociedades Mercantiles y, aunque su Junta General está compuesta por todos los concejales que forman el pleno del Ayuntamiento, no puede considerarse que faltar a una sesión de la junta general sea faltar al pleno, por mucho que se empeñe el Alcalde en forzar dicha interpretación’ han apuntado los populares, añadiendo que ‘no tenemos noticias de que en ninguna Sociedad Anónima o Limitada pública o privada se sancione a los accionistas por no asistir a la junta general, por importante que sean los asuntos a tratar’.

El Partido Popular pide al alcalde que ‘se ocupe de poner coto a la nefasta gestión que se realiza en Evisego, a la que el Ayuntamiento lleva aportados más de cuatro millones de euros, que debe casi cinco millones de euros a una entidad bancaria y que acumula pérdidas por importe de  un millón y medio de euros, sin que se cumpla suficientemente el fin social para el que fue creada y que, a juzgar por los persistentes anuncios publicitarios, no ha sido capaz de alquilar todas las vivienda sociales cuya gestión le ha sido encomendada’.  

Además, en opinión del Grupo Municipal Popular, ‘la sanción de 187,50 euros resulta abusiva y desproporcionada para la presunta falta cometida que ni siquiera está tipificada en ningún artículo del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Segovia ni en ninguna normativa legal reguladora de las Entidades Locales’, por lo que ‘parece ridícula y pueril la actitud y la medida sancionadora del alcalde, aparte de ser una revancha partidista y personal contra su adversario político y jefe de la oposición municipal’.

A los populares les resulta curioso y sospechoso que el expediente se haya elaborado con toda celeridad, durante el mes de julio, aprovechando la ausencia por vacaciones del portavoz popular, que no estaba presente en Segovia para poder formular alegaciones.

Para los doce concejales que formamos el Grupo Municipal Popular la sanción del Alcalde Socialista Pedro Arahuetes a su adversario y portavoz Popular Jesús Postigo ‘constituye una arbitrariedad desproporcionada y un abuso de sus atribuciones como Presidente del Ayuntamiento, que menoscaba la autoridad del cargo institucional, demostrando, una vez más, que Arahuetes es «Juez y Parte» al mismo tiempo y que no tiene la más mínima flexibilidad ni cortesía política en el desempeño de su función moderadora’.

En definitiva, el Grupo Municipal Popular deplora ‘esa forma crispada, autocrática y sectaria de hacer política del alcalde Pedro Arahuetes, creando conflictos innecesarios donde no los hay, amedrentando y haciendo oposición a la oposición, impidiendo que todos los concejales que formamos parte de la Corporación Municipal trabajemos pacíficamente para resolver los numerosos problemas de Segovia y de los segovianos’.