El pleno del Senado ha aprobado una moción del Grupo Parlamentario Popular en la que se insta al Gobierno a elaborar un Estatuto del Mayor para hacer del envejecimiento una “experiencia positiva”, estimulando o restableciendo la participación activa de los mayores en la sociedad. Asimismo, se apuesta por diseñar medidas que ayuden a conservar y mejorar su estado de salud, poniendo en marcha actuaciones que prevengan o retrasen las discapacidades funcionales y las enfermedades crónicas que puedan surgir.

Los senadores del PP de Segovia, Javier Santamaría, Paloma Sanz y Juan Ramón Represa han indicado que, dentro de diez años, aumentará un 18% los mayores de 64 años en España. En 2049, Este grupo de edad pasaría a constituir el 31,9% de la población total, por lo que, a su juicio, “debemos trabajar hoy para asegurar que podemos responder a las futuras necesidades».

En este sentido, los Senadores populares aseguran que hay que garantizar la protección de los derechos de los mayores y evitar los posibles riesgos de exclusión social de los que pueden ser objeto y que, por ello, «este estatuto será un avance decisivo en la garantía de los derechos de las personas mayores y, especialmente, será un reconocimiento del papel que desempeñan en nuestra sociedad», ya que entienden que «es necesario estimular y reconocer la gran contribución de las personas mayores al bienestar del país».

Entre los principios que, a su entender, debería contemplar el Estatuto del Mayor destacan la salud, «porque su promoción debería estar presente en todo el ciclo vital para favorecer el proceso de envejecimiento saludable».

Otros principios que consideran fundamentales son el reconocimiento a la labor y el trabajo realizado a lo largo de su  vida, el derecho a un trato digno, sin discriminaciones y basado en la igualdad, la protección jurídica, el derecho a una participación activa, el derecho a trabajar, a la formación o el derecho a recursos económicos suficientes, entre otros.