El Partido Popular de Segovia aseguró hoy que la recogida de firmas organizada por el Ayuntamiento de Segovia contra el Palacio de Congresos de Segovia en La Faisanera y que recabó un total de 13.131 firmas “no va a servir para nada útil, salvo para complacer el ego de Arahuetes” y para realizar un gasto que no sirvió “para nada positivo para la ciudad”.

En un comunicado recogido por Segoviaudaz.es, los ‘populares’ que anteriormente se opusieron a la celebración de una consulta popular en la que solo podían participar los ciudadanos empadronados en la capital según el censo electoral, cuestionan la credibilidad de la iniciativa que “para dar apariencia de autenticidad” fue puesta en manos de un notario que pudo dar fe del número de firmas. Así, lamentan que no se haya podido certificar que las firmas se correspondan con nombre y apellidos, cuestionan que existan rúbricas duplicadas, triplicadas o cuadruplicadas, o que no se correspondan en su totalidad con personas mayores de edad y empadronadas, existiendo incluso apoyo de turistas “atraídos por este episodio exótico”.

El PP toma como dato orientativo el dato de encuestas publicadas en medios locales en las que aseguran que “en todos los casos” fue derrotada la causa del regidor municipal al que le acusan de “aldeanismo miope” por poner trabas al proyecto ubicado en los terrenos de la sociedad Segovia 21 ubicada en el término municipal de Palazuelos de Eresma (Segovia).

De “abogado aficionado” tildan al primer edil de la capital segoviana por decretar la consulta popular impedida por la Abogacía del Estado por no cumplir los requisitos establecidos en la Ley de Bases de Régimen Local. El PP de Segovia critica además que la posterior campaña “sectaria” de recogida de firmas decretada por Arahuetes, y que tuvo una duración de 17 días, haya supuesto el uso de funcionarios, medios y dinero de las arcas municipales sin “ni siquiera respetar el ambiente de regocijo característico” de las fiestas patronales “ejerciendo una presión sobre los ciudadanos con ribetes intimidatorios”.

Para concluir, el grupo ‘popular’ temió que la campaña haya servido “para dividir a la sociedad segoviana” y para propiciar que “este gesto de hostilidad del intratable alcalde Arahuetes” sirva para granjear la enemistad de otras instituciones.