La Dirección del PP en Segovia ha decidido suspender de militancia al alcalde de Vallelado, José Luis Garrido, tras conocerse que había realizado llamadas telefónicas a líneas telefónicas eróticas con el teléfono del Ayuntamiento. La decisión se tomó después de que el regidor reconociera que se habían producido esas llamadas con el teléfono móvil municipal, por lo que se reunió en Segovia con el presidente provincial del PP, Francisco Vázquez, y otros miembros de la Junta Directiva del partido.

En el encuentro, el alcalde asumió su error, según ha confirmado a Ical el presidente del PP. De este modo, el propio alcalde aceptó la decisión y cesa temporalmente de militancia en el partido. La suspensión tendrá carácter provisional hasta que se aclare lo sucedido, según lo acordado, y el regidor aclare a sus vecinos lo ocurrido, informa Ical.

El asunto de las llamadas a los números 803 y 806 se destapó cuando el concejal del grupo mixto y tesorero de la Corporación, Luis Ángel Aranda, presentara su dimisión y se negara a firmar dietas de kilometraje y facturas telefónicas del alcalde, que ascendían a 9.009 euros correspondientes al periodo entre enero y julio de 2010.

El regidor de Vallelado ha confesado que todo se debe a “un error” que atribuyó a alguna conexión errónea. Pero asumió que se hará cargo personalmente de esas cantidades devolviendo íntegramente el dinero de las facturas telefónicas, que asciende a unos 5.700 euros gastados en líneas eróticas.

El PSOE pide su dimisión

El secretario general del PSOE en Segovia, Juan Luis Gordo, pidió hoy al alcalde de Vallelado, José Luis Garrido Magdaleno, del PP, que presente su dimisión después de que reconociera que se ha facturado al Ayuntamiento 5.700 euros en llamadas a líneas eróticas y pide a Francisco Vázquez que “pida al alcalde de Vallelado que dimita por una cuestión de higiene democrática, ya que en la vida pública sobran todas aquellas personas que sólo vienen a emponzoñarla”.