El secretario provincial del PP de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, criticó hoy que Óscar López de “lecciones de cómo gobernar” cuando ha sido la “nefasta” gestión del anterior Gobierno socialista la que “ha hecho que España esté sumida en una de las mayores crisis económicas de su historia». A través de un comunicado remitido a los medios, De Vicente aseguro que si los socialistas hubiera gobernado “sin despilfarros ahora el el Gobierno no tendría que adoptar ciertas medidas, que son impopulares, pero necesarias para salir de la situación actual».

Los populares aseguraron que el PSOE miente continuamente desde que señalaron “que teníamos un déficit menor que el que existía”, así como con cada una de las reformas, criticando las medidas “para luego decir que son capaces de poner a España en el lugar que se merece en el contexto europeo». En este sentido el PP manifestó ha sido su gestión y la del anterior Gobierno popular “quienes situaron a España en un lugar destacado de la toma de decisiones en la Unión Europea”.

Para el PP de Segovia «es fácil hacer política de confrontación”, buscando cualquier “resquicio de oposición al Gobierno” en tiempos difíciles como los actuales, y aseguraron que lo difícil es “estar a la altura de las circunstancias apoyando las duras decisiones que está adoptando el Gobierno”, que devolverán a España a la senda del crecimiento. “Pero claro, ese estilo no es del socialismo de Rubalcaba, López y compañía», apostillaron.

En este sentido, los populares aseguraron que el Gobierno va a seguir impulsando “las reformas clave” que necesita España para reactivar la economía, como la de la Administración Local, para primar la austeridad, evitar duplicidades y lograr mayor eficiencia de los servicios público; la lucha contra el fraude, controlando el despilfarro de los recursos públicos; la instalación de las bases para garantizar el empleo y el sistema de la Seguridad Social; así como otras medidas como la unificación de los organismos supervisores, la reforma de la Ley de Costas o la energética para paliar el déficit tarifario; y la educativa, potenciando la formación profesional.

También señalaron la fijación del límite de déficit para todas las administraciones públicas “que permitirá el equilibrio de las cuentas públicas y no la manera de gobernar socialista, que suele ser, gastar más de lo que se tiene”, según Miguel Ángel de Vicente, “la política de izquierda ésta que nos ha llevado a que casi una década después nos demos cuenta que no podemos pagar lo que hemos pedido prestado».