El Partido Popular de Castilla y León celebrará hoy una reunión de su Junta Directiva Autonómica pero que será ampliada para dar voz a todos los representantes del partido en la Comunidad con el objetivo de cerrar filas con el presidente nacional y del Gobierno, Mariano Rajoy, y para trasladar un mensaje de confianza a la ciudadanía.

En concreto, durante el encuentro intervendrán diversos representantes de la formación en Castilla y León, eso sí, a puerta cerrada. Será a las 12.30 cuando el presidente regional, Juan Vicente Herrera, y el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, clausuren el acto en un hotel de Valladolid.

El anuncio de dicha celebración lo hizo el secretario regional, Alfonso Fernández Mañueco, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, celebrado el pasado 2 de febrero, tras la publicación en prensa de los denominados ‘papeles de Bárcenas’ que hablaban de presuntas irregularidades en la financiación del PP.

En ese encuentro, según subrayó en su día Fernández Mañueco, Juan Vicente Herrera, expresó su “total apoyo y confianza” al presidente del Gobierno y líder de esta formación política tras las acusaciones “injustas” de una “marejada mediática” tras salir a la luz estos documentos del extesorero.

Tras escuchar el discurso “firme y convincente” de Mariano Rajoy, continuó Fernández Mañueco, el presidente regional fue el primero en tomar la palabra en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional para expresar el “apoyo y la confianza” en Rajoy, del que destacó su “honradez e independencia”. “Es una persona íntegra que merece todo nuestro apoyo y confianza”, subrayó el secretario regional de los ‘populares’, que también participó en el encuentro.

Este fue el motivo por el que se convocó esta Junta Directiva Regional ampliada para que asistan diversos cargos que no están en este órgano para mañana, con el objetivo de dejar claro que el PP de Castilla y León está con Mariano Rajoy porque “es un magnífico presidente de un gobierno que está en el camino adecuado”, remarcó.

El PP, dijo, “no se va a quedar de brazos cruzados” ante unas “acusaciones injustas” y hará un esfuerzo de transparencia con la contratación de una auditoría externa, a la vez que Rajoy dará a conocer su declaraciones de la renta y patrimonio.

Esta reunión se enmarca también en el esfuerzo de transparencia que va a llevar a cabo el PP, al tiempo que cerrará filas con la Dirección Nacional.