Los doce concejales del grupo municipal del Partido Popular de Segovia abandonaron hoy la sesión del pleno ordinario del mes de agosto en protesta por las continuas disputas con el alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, tras mantener un tenso debate en torno a la sanción impuesta al portavoz popular, Jesús Postigo, por no asistir a la junta general de Evisego. Antes de la salida, el viceportavoz del grupo ‘popular’, Juan Antonio Folgado, espetó “que le aguante su madre”.

Ya antes de comenzar la sesión, los ediles del PP retrasaron su entrada al salón de plenos hasta el final del tradicional canto del himno segoviano al considerar un “atropello más y un abuso” la utilización de las atribuciones del regidor municipal. Una vez ocuparon sus escaños y mientras se debatía el punto número 13 de la sesión en la que se daba cuenta del decreto firmado por Arahuetes el 31 de julio en el que se imponía la sanción, Postigo criticó al alcalde por utilizar a los funcionarios fel Gobierno municipal para imponer una sanción que será recurrida ante el Tribunal Contencioso-Administrativo.

Mientras criticó a la concejala de Gobierno Interior, Marisa Delgado, al asegurar que se limitaba a leer lo dispuesto por Arahuetes, Postigo defendió que la junta general de Evisego se rige por la normativa de las Sociedades de Capital, que no contempla ese tipo de infracciones y sanciones, para ausencias sin comunicación previa de las juntas generales, y que ni siquiera dicha cuestión está expresamente tipificada en ningún artículo del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Segovia ni en ninguna normativa legal reguladora de las Entidades Locales.

Las declaraciones de Postigo sirvieron entonces para que la concejala reprobara la actitud del portavoz del PP asegurando que su partido no cree en las normas, ni en la ley mientras aseguró que carecen de respeto. Delgado defendió su trabajo explicando que el terreno profesional y desde la Concejalía que representa “pongo mi cara”. Por otro lado, el alcalde de Segovia respondió a las declaraciones de Postigo en las que señaló que “no creo en la ley de la selva”, tildándole de “soberbio” por no “reconocer un error”.

Por su parte, el portavoz ‘popular’ invitó al Consistorio a “que se me descuente de lo que me debe el ayuntamiento”, al explicar que, al contrario que el alcalde que cobra mensualmente, él recibe sus retribuciones cada tres meses.

 

Reacciones posteriores

El debate continuó a las puertas del salón del plenos donde Jesús Postigo, manifestó que durante dos años, el PP de Segovia ha sido “maltratado, vilipendidado e insultado” por el alcalde municipal. Ante la expectación de los medios de comunicación el portavoz del grupo municipal ‘popular’ incidió en que Arahuetes interpreta el reglamento a su antojo, evitando “constantemente” ofrecerles el uso de la palabra e incluso quitándosela en repetidas ocasiones.

Además, Postigo continuó señalando que incluso el regidor municipal profirió insultos hacia algunas personas, lo que acabó con la paciencia del PP local y consideró que el alcalde, “juez y parte” del Consistorio, se deja “llevar por la prepotencia”.

El pleno municipal continuó hasta el punto 16, justo antes de comenzar con las mociones presentadas, sin los ediles del Partido Popular. Posteriormente en la sala de Chimenea del Ayuntamiento de Segovia, el alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, lamentó la actitud del PP porque “cuando uno está en política tiene que asumir todas las incidencias que puedan surgir, lo bueno y lo malo”.

El regidor segoviano aseguró que no existirá ningún tipo de sanción hacia los concejales del PP y señaló que cobrarán las dietas por la asistencia a la sesión de hoy. No obstante, subrayó que la actitud supone un “flaco favor” a sus votantes y a su partido y calificó la acción como “reprobable política y moralmente”. En este sentido, lamentó que el abandono del pleno vaya a acaparar el protagonismo de la sesión plenaria de la jornada perdiendo fuerza por el contrario los aspectos positivos aprobados como la liquidación del Círculo de las Bellas Artes y la Tecnología (CAT). “Ahora se va a hablar de la espantada del PP”, apostilló.

En este sentido, Pedro Arahuetes sugirió que el PP intentó por todos los medios evitar el titular del día, que para el regidor consistía en el ofrecimiento del Ayuntamiento a la oposición para organizar grupos de trabajo en la capital para abordar diferentes temas. “Ahora tenían que comprometerse a dar nombres, apellidos y temas y han tenido que dar esa salida para decir que hemos roto”, añadió.

Además, parafreseando a Churchill, el alcalde de Segovia aseguró que “si perdemos demasiado tiempo en lanzar piedras contra los perros que ladran, nunca llegaremos a nuestro destino” para explicar que el “horizonte” de los socialistas no es enfrentarse con la oposición sino que es mejorar los diferentes ámbitos municipales en beneficio de la ciudad.

Para concluir, Arahuetes también se refirió a su negativa de saludar a Jesús Postigo, aunque señaló que responde a cuestiones personales y que existen muchas personas en la ciudad hacia las que no se dirige. En este sentido explicó que dicha negativa se aleja de su “compromiso con la ciudad” como alcalde de la misma.