El paro en Segovia supera ya la escalofriante cifra de 13.052 personas tras el aumento del 5,11 por ciento producido en el mes de enero respecto al anterior. Para empezar el año, 634 personas de la provincia han visto cómo se han destruido sus empleos, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo.

La cifra supone un incremento del 10,12 por ciento respecto el mismo mes del año anterior y una subida de 1.199 personas más en situación de desempleo. Del total de parados, 6.846 son hombres y 6.026 son mujeres, y 1.338 son menores de 25 años. Entre los más jóvenes, 737 son varones y 601 son mujeres. De los 11.714 parados restantes, 6.109 son hombres y 5.605 son mujeres.

Respecto a los sectores, el sector servicios continúa siendo el más dañado con 7.445 desempleados, y seguido de lejos por la construcción con 2.114, la agricultura con 1.284 parados y la industria con 1.251, y 958 personas no tenían empleo anteriormente. Del total de 634 parados nuevos en la provincia segoviana, hasta 495 pertenecen al sector servicios, 84 al de la construcción, 60 al de la industria y 2 al de la contrucción y sí disminuye en 7 personas que no tenían en puesto de trabajo anteriormente.

De las 958 personas sin empleo anterior, el desempleo se ceba entre los más jóvenes. Un total de 177 parados tienen menos de 20 años; 227 tienen entre 20 y 24 años; 96 tienen entre 25 y 29 años; 210 entre 20 y 44 años; y 248 tienen más de 44 años.

En total se registraron 2.577 contratos, lo que supone un descenso de 406 respecto al mes anterior, (-13,61 por ciento). No obstante la cifra aumenta respecto al año anterior en 179 contratos registrados (7,46 por ciento).  De ellos, 253 son de carácter indefinido y 2.324 temporales. Respecto al mes anterior descienden ambos. Son tres menos los contratos indefinidos registrados respecto al mes anterior y hasta 409 menos temporales durante el último año.

La cifra en Castilla y León alcanza los 245.877 parados, lo que supone un incremento de 8.618 personas durante el último mes (3,63 por ciento) y una destrucción de 26.018 puestos de trabajo respecto al mismo periodo del año anterior. Esta subida se situó cerca de tres puntos por encima de la registrada a nivel nacional, con un aumento interanual del desempleo del 8,28 por ciento, con 380.949 parados más y un total de 4,98 millones.