Tras uno de los momentos más esperados de esta noche, el del saludo -más por simbología que por su importancia-, ha comenzado el primer bloque del debate entre Rubalcaba y Rajoy. Antes del comienzo, ambos han querido dedicar sus muestras de condolencia a los familiares y compañeros del soldado español fallecido en Afganistán.

El paro ha sido sin duda el protagonista de un enfrentamiento entre los candidatos. El socialista por su parte señalaba la falta de soluciones del PP, y ha sugerido un retraso del ajuste económico hasta 2015, pedir al Banco Central la bajada de tipos de interés, la creación de un plan de inversión europeo y favorecer el crédito. “Hacer una especie de Plan Marshall para Europa”. Entre otras medidas, el socialista ha señalado el apoyo de emprendedores y la transformación del ICO en un instituto financiero antes de acabar su primer turno de palabra. Rubalcaba comenzaba explicando que sus medidas principales para la generación de empleo serán, si los españoles le dan su confianza, pagar la Seguridad Social 2012-2013 a las empresas de menos de 50 trabajadores que contrate nuevo personal, así como las que contraten empleados en prácticas que sean titulados universitarios.

Un desliz ha marcado el comienzo de la intervención de Rajoy quien llamaba «Rodríguez» a Alfredo Pérez Rubalcaba. Rajoy también ha hecho referencia a la tasa de desempleo «mas elevada de la Unión Europea. El popular señalaba que los socialistas culpan al resto del mundo de la crisis sin culparse a ellos mismos. «Hay incertidumbre y desconfianza porque no han gestionado bien la economía», manifestaba. Además, Rajoy le ha reprochado al socialista, hablando de la burbuja inmobiliaria, que fue precisamente en años de gobierno del PSOE en los que más vivienda se comenzó a construir. El popular ha anunciado medidas de apoyo a las pymes y facilidades a los ayuntamientos para que paguen sus deudas con los proveedores. «Hay que hacer una reforma laboral para reducir el paro», señalaba.