El Museo de Títere de Segovia ubicado en la recién restaurada Puerta de Santiago abrirá sus puertas previsiblemente después del verano de 2013 con la colección de 39 títeres del maestro Francisco Peralta y una inversión de 100.000 euros. La Fundación Patrimonio Histórico de Castilla y León y el Ayuntamiento de Segovia rubricaron hoy el convenio de colaboración para asumir la inversión entre ambas instituciones al 50 por ciento, que se une a los 370.000 euros de la inversión.

La muestra se ubicará en las dos plantas de la Puerta así como en el cuerpo de guardia, con algunos de los últimos trabajos de Francisco Peralta quien observó la firma del acuerdo llevada a cabo entre el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y el presidente de la FHP, Rafael Encinas. “Uno de los espacios culturales más importes de Segovia, por la belleza del espacio y el contenido”. señaló el edil quien agradeció la inversión de la FPH porque “es justo reconocer esfuerzos y más en esta época”.
Arahuetes reconoció el hito como un paso más seguir reconociendo a Segovia como la capital mundial del títere y señaló que en torno a la actividad, trabajo y el espíritu de los títeres, se articulará un museo de gestión municipal con talleres. y actividades de dinamización que se irán proyectando conforme avance su instalación.

Como segoviano, el presidente de la FHP, Rafael Encinas resaltó “el placer” que supone la puesta en marcha del Teatro del Títere como una actividad que dinamizará aún más la vida turística y económica de la ciudad. Además, señaló la apuesta de la fundación por la restauración y la difusión del Patrimonio de Castilla y León, por lo que mañana recibirá el Premio Europa Nostra de la mano de la Reina Doña Sofía, y el Premio del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, que preside el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

 

Maestro titiritero de España

“Desde que conocí Segovia siempre pensé que era este el lugar definitivo”, aseguró Francisco Peralta, para señalar la idoneidad del espacio de la Puerta de Santiago. Uno de los padres de los títeres, como a él le gusta llamarlos más que marionetas, más conocidos del territorio nacionalexplicó que entre los ejemplares que se expondrán, habrá diferentes títeres de hilo de personajes de cuentos, romances u ópera. Alguno de ellos, con especial significado para el maestro marionetista de 82 años, como los fabricados con los alumnos del IES Andrés Laguna de la capital segoviana, o los del romance que protagoniza ‘La Condesita’ y que fabricó en la Escuela de Arte Casa de los Picos durante su época de profesor de modelado.

La colección del primer titiritero en conseguir la Medalla al Mérito en las Bellas Artes, en la categoría Plata, en 1990, está fabricada con madera, pasta de papel, tela y elementos de metal y algunas de ellas llegan a medir 1,80 metros. Estas piezas en las que Peralta siempre ha trabajado para dotarlas de mecanismos más naturales y complejos, se distribuirá en los 144 metros cuadrados de la Puerta de Santiago , expuestas en vitrinas, diseñadas a medida, que las protejan y con una adecuada iluminación que permita su perfecta visión y conservación.

Encinas, Arahuetes y Peralta/ R.Blanco

Espacio recuperado

La Fundación del Patrimonio Histórico concluyó recientemente las obras de rehabilitación y puesta en valor de la Puerta de Santiago de la muralla de Segovia, con una inversión de 370.000 euros y la colaboración del Ministerio de Fomento, a través del 1% cultural, y del ayuntamiento de Segovia.

La Puerta de Santiago es la mejor conservada de las que tuvo la muralla de Segovia y en su construcción actual se aprecian sucesivas intervenciones, desde la fachada oeste, datada en el siglo XIII, a la fachada este con sillares almohadillados de granito y restos de un marco decorativo, fechados entre finales del siglo XVI y comienzos del siglo XVII.

La rehabilitación supuso la recuperación del espacio del cuerpo de guardia y sus accesos desde la planta baja y la escalera que lo comunica con la planta primera. Además se recuperó el tránsito del adarve original en la planta baja y se acondicionaron los accesos al adarve, desde la calle, y a la planta primera. También eliminó el trasdós construido en la planta primera en la reforma de 1984 para recuperar los volúmenes de la construcción, entre otras acciones de restauración.

La Fundación del Patrimonio Histórico instaló también una serie de elementos informativos, una maqueta con una animación infográfica que refleja la evolución del edificio, para lograr que quien lo visite comprenda qué funciones ha cumplido y cómo ha cambiado a lo largo de los siglos.