La Comisión Territorial de Patrimonio emitió informe favorable a la propuesta del Ayuntamiento de Segovia para reducir la densidad de la pantalla vegetal que impide la visión del Monasterio del Parral desde la Casa de la Moneda y para para llevar a cabo la tala de cuatro chopos añosos inclinados peligrosamente sobre el camino principal de la alameda del Parral.

Reunida esta mañana bajo la presidencia del delegado territorial, Javier López-Escobar, en el primer caso, la actuación pretende retirar chopos que, además de afectar a las visuales del Monasterio, se apoyan sobre el muro que delimita el conjunto y «pueden llegar a dañar la piedra o provocar desprendimientos», como señalan fuentes de la Delegación Territorial. Además, se emitió informe favorable para la tala de cuatro chopos envejecidos que presentan peligro de rotura y caída y se inclinan con riesgo para las personas que pasean por el camino principal de la Alameda del Parral, añadieron.

También en Segovia capital, la Comisión Territorial de Patrimonio informó desfavorablemente de la propuesta de instalación de rótulos en el restaurante que se proyecta en el número 4 de la avenida Padre Claret, ya que, como explicaron, se plantean hasta nueve elementos de señalización exterior diferentes que por su cantidad, estridencia de luz y color alteran significativamente las características generales del ambiente del conjunto histórico en el entorno del Acueducto.

 

Intervenciones arqueológicas

En el apartado de intervenciones arqueológicas, la Comisión autorizó la actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada a las evaluaciones de impacto ambiental de los estudios informativos para las variantes de Santiuste de San Juan Bautista y de Hontalbilla. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León promueve la redacción de ambos estudios informativos para la construcción de las dos variantes de población.

En el caso de la variante de la SG-343 a su paso por Santiuste de San Juan Bautista, la actividad arqueológica preventiva incluye la realización de una prospección intensiva de las zonas afectadas por los dos pasillos propuestos como alternativas para la ejecución del trazado de la variante. La actividad arqueológica autorizada en el caso de la variante de la SG-205 en Hontalbilla contempla la prospección de áreas afectadas por los tres corredores propuestos como alternativas para la ejecución de la carretera.