El Índice de Precios de Vivienda (IPV) de Castilla y León se redujo en el segundo trimestre del año 2011 un seis por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, ocho décimas más que en España, donde cayeron un 6,8%. Además, según la información que facilita el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice disminuyó en la Comunidad en relación al primer trimestre de 2011 un moderado 0,2%, cuando en el conjunto nacional lo hizo en un 1,2%.

Por tipos, el IPV de la vivienda nueva se redujo en la comparación interanual en la Comunidad un 4,7%, mientras que en la trimestral bajó también un 0,2%, frente a descensos nacionales del 5,2 y 1,5%, respectivamente.

En cuanto a la usada, el Índice se contrajo en relación al segundo trimestre de 2010 en Castilla y León un importante 8,1%, pero solo un 0,3 en la comparación trimestral. Por lo que respecta a España, la vivienda usada bajó su precio un 8,3 respecto al mismo periodo del año anterior y un 0,9% en la variación trimestral.

Por autonomías, el INE destaca que la variación interanual del IPV es negativa en este trimestre en todas las comunidades autónomas. Esta tasa, además, disminuye en todas las regiones respecto al trimestre anterior, excepto en Andalucía, donde se mantiene estable. Los mayores descensos en este sentido se producen en País Vasco y Cantabria, con 2,3 puntos menos en ambos casos y que sitúan sus variaciones interanuales en el -6,7 y el -9,2%, respectivamente.