El importe medio de las hipotecas constituidas en Segovia durante el mes de julio cayó el 64,9% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En concreto la cifra baja hasta los 11, 2 millones de euros en 2011 respecto a los 32, 1 millones de euros del año anterior, según los últimos datos publicados por el INE y de los que se desprenden que el número de hipotecas en Segovia disminuyó además un 55,5%. En 2010 se registraron un total de 281 hipotecas, mientras que en 2010 el número desciende hasta las 125 fincas hipotecadas.

En Castilla y León la cifra cayó el cinco por ciento respecto al mismo período del ejercicio anterior, lo que supone un descenso menor que el registrado en el conjunto del país, que anotó una bajada del 7,4 por ciento en los últimos 12 meses, según los últimos datos publicados por el INE. El importe medio se situó en la región en los 102.695 euros, por debajo de la media española, que fue de 123.648 euros. En concreto, en la Comunidad se hipotecaron 129 fincas por cada 100.000 habitantes, es decir, el 44,4 por ciento menos que en julio de 2010, mientras que en España la cifra fue de 125 por cada 100.000 habitantes, lo que representa un descenso del 44,2 por ciento.

En total, en Castilla y León se firmaron 2.709 préstamos hipotecarios por importe de 278,2 millones de euros, de los 46.980 que se suscribieron en todo el territorio nacional, cuyo importe ascendió a 5.808 millones de euros. Estos datos ponen de manifiesto el descenso regional en el número total de hipotecas del 44,3 por ciento respecto a las registradas en julio del pasado ejercicio. Lo mismo ocurrió con el capital suscrito, que también retrocedió un 47,1 por ciento en el último año, al pasar de los 526,1 millones de euros de 2010 a los 278,2 de julio de este año.

Asimismo, cabe destacar que del total de los préstamos el 93 por ciento corresponde a fincas urbanas, con 2.522 y un importe total de 244,23 millones, lo que supone un descenso del 41,4 por ciento y del 43,1 por ciento, respectivamente.

Por su parte, las hipotecas sobre fincas rústicas bajaron tanto en el número como en su volumen, con el 22,72 y el 8,7 por ciento menos, respectivamente, hasta alcanzar los 187 préstamos por importe de 33,96 millones de euros.