El hostelero segoviano José María Ruiz Benito prosiguió su labor de mecenazgo de obras de arte y patrocinó la restauración de un lienzo anónimo del siglo XVII cuyo tema es la ‘Historia del Cristo de los Gascones’. El cuadro se expone en la iglesia de San Justo de Segovia y su recuperación fue dirigida por el historiador Rafael Ruiz Alonso, responsable además de las exposiciones que realiza Caja Segovia en el Torreón de Loyoza.

Las labores de restauración fueron efectuadas por Paloma Sánchez González, cuyo trabajo se llevó igualmente al marco, donde en letras plateadas se dice que esta obra se había renovado con anterioridad, lo que tal vez indique una o varias intervenciones anteriores.

La pintura, que ahora ha vuelto a la Capilla de la Santa Esclavitud del Cristo de los Gascones, describe las circunstancias de la llegada a Segovia de esta popular imagen románica, atribuida a caballeros de la Gascuña o Gasconia francesa.

La tela tratada presentaba numerosas roturas, oxidaciones de los barnices, pérdidas de materia pictórica, suciedad y destensado. Con la intervención, la pintura recuperó la luz original y permite apreciar con toda su intensidad las dos escenas.

La financiación de la restauración se suma a otras que anteriormente realizó José María Ruiz Benito, propietario del restaurante José María y de las bodegas Pago de Carraovejas, en la Ribera del Duero. Así, además de la restauración de otros siete lienzos pertenecientes al Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla en 1998, también colaboró en la mejora de una pintura de la iglesia de San Justo que muestra la imagen del santo segoviano San Alonso Rodríguez, bautizado precisamente en esta iglesia en 1530.