Un año más, El Espinar recordará a aquellos hombres que durante el pasado siglo XX dedicaron su vida a trabajar en el monte. Conocidos como “gabarreros”, no les importaba el duro invierno de la sierra ni los rigurosos calores del verano, cada día subían al monte a recoger leña con sus mulas, para después venderla, y ganarse el jornal con el que alimentar a sus familias. De hecho, la gabarrería dio de comer a buena parte de las familias del municipio espinariego durante décadas. Actualmente, todavía hay gente que se dedica al oficio del monte, pero, afortunadamente, ahora cuentan con vehículos y maquinaria apropiada.

Para no olvidar sus raíces, el Centro de Iniciativas Turísticas organiza desde hace catorce años la Fiesta de los Gabarreros con el objetivo de recordar la dureza de este trabajo con un toque festivo que, cada año, atrae a más visitantes.

La principal novedad de la XIV edición, que comienza este fin de semana y cuyos actos centrales se desarrollarán el fin de semana del 10 y 11 de marzo, es el homenaje a los gabarreros fallecidos que tendrá lugar este domingo, 4 de marzo, en la escultura al gabarrero situada a la entrada de El Espinar. Según el alcalde de El Espinar, Francisco Jorge, hay que luchar “para que sea una fiesta con futuro, incluyendo novedades, para crear cada año un aliciente para que la gente asista”.

También este próximo fin de semana comienzan las jornadas gastronómicas en las que participan ocho restaurantes con menús especiales, a un precio de 25 euros; detalle que también destaca Francisco Jorge porque “es un aliciente más” y reconoce “el esfuerzo de los hosteleros para elaborar menús a un mismo precio”.

A lo largo de la semana siguiente habrá actividades dirigidas a escolares para que conozcan y aprendan a respetar las tradiciones. Alumnos del colegio participarán en el programa “Los gabarreros en el cole” y en una marcha para conocer los ecosistemas del municipio.

Otra de las novedades es la organización de una conferencia titulada “Viaje en el tiempo, mujer espinariega. María de Prado”, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. Además se podrá ver una exposición de indumentaria tradicional segoviana y el periodista Guillermo Herrero presentará su libro “De fiesta en fiesta por Segovia” en el que hace referencia a los gabarreros.

Los actos centrales de la fiesta tendrán lugar en San Rafael, el sábado 10 de marzo, con el pregón a cargo de la Escuela de Dulzainas de San Rafael como un merecido homenaje a todos estos años de enseñanza y respeto por el folclore, el desfile de carros y hacheros acompañados con la música de la dulzaina y el tamboril y gente ataviada a la antigua usanza.

El domingo 11, las actividades comenzarán en El Espinar, en el parque del Pinarillo, donde se recrearán los viejos oficios del monte. Después, se harán demostraciones de corta vertical y horizontal, y el nombramiento de Gabarreros de Honor a las tres personas más mayores del municipio que se han dedicado al oficio.

No faltará la Feria de Muestras, con la participación de trece establecimientos comerciales, el certamen de coplas, el antiguo baile a la luz de las teas, las actuaciones del Grupo de Danzas de El Espinar y El Mariquelo y su grupo charro o el concierto de la Banda de Música en el Teatro Auditorio Gonzalo Menéndez Pidal. El alcalde de El Espinar está covencido de que la Fiesta de los Gabarreros “es un recurso importante para atraer visitantes, además de un homenaje a las personas que hicieron del monte su medio de subsistencia”.