El Espinar enciende sus focos, despliega su alfombra roja y abre el telón al Teatro-Auditorio que tras 22 meses de obras, y un total de 2´8 millones de euros financiados con fondos del Plan-E, inaugura sus instalaciones el jueves 24 de marzo, a las 20:00 horas.

Ubicado en la Calle Ramón y Cajal, junto a la plaza de toros y el polideportivo, el Auditorio de El Espinar se erige como un edificio con lineas modernas del siglo XXI, construidos con hierro y hormigón  para la base, con materiales como la piedra y recuperando elementos ya existentes como un muro de granito de los pasillos interiores, además del acabado forrado de madera. El acabado exterior es de hormigón blanco y totalmente plano, pero en su interior los espectadores se verán envueltos por un techo en forma de concha. En total, una superficie construida de 1.246 metros cuadrados, divididos en cuatro plantas.

Una vez en su interior, el hall de 115 metros cuadrados deja paso a un patio de butacas con capacidad para medio millar de espectadores, con plazas para discapacitados y la posibilidad de utilizar la mitad de la superficie en actos con menos público.

La boca del escenario mide 11´65 metros, capacidad suficiente para que puedan actuar grupos musicales numerosos o compañías de danza. “El objetivo último del Ayuntamiento de El Espinar es convertir la zona donde se levanta el teatro en un área de espacios culturales, lúdicos y deportivos”, ha añadido el alcalde y procurador regional, David Rubio.

 

Instalaciones técnicas punteras

El Auditorio, cuyas obras ha llevado a cabo la empresa, Vías y Construcciones S.A, dispone además de zona de proyecciones, ropero, aseos, área de aparcamiento para los artistas invitados, camerinos y una taquilla situada en el vestíbulo. También se han instalado dispositivos para ahorrar en el consumo de agua y electricidad.

En la entrada se ha colocado un voladizo, una losa de hormigón, que, además de ser un elemento decorativo, servirá para proteger al público de la lluvia o el sol mientras espera para acceder al recinto.

El objetivo último del Ayuntamiento de El Espinar es convertir la zona donde se levanta el Teatro-Auditorio en un área de espacios culturales, lúdicos y deportivos.