El Ayuntamiento de Segovia y la Diputación Provincial suscribirán un convenio a través del cual, el Parque de Bomberos de la capital prestará servicios a más de un centenar de municipios de la provincia, así como cualquier punto de la geografía segoviana “siempre que sea precisa su actuación”, como señaló la institución provincial a través de un comunicado. La ampliación de más de 60 municipios se suma así hasta la treintena de localidades contempladas en el convenio del año 2006 que se cumplía en julio de este año.

Según señaló el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, la contraprestación fija que percibirá el Ayuntamiento al año será de 156.000 euros, más una contraprestación variable de un mínimo de 90.000 euros, ampliables en otros 40.000 euros, en función de las salidas del servicio de bomberos a la provincia. Esta última cantidad, aclarío, estará dedicada a adquirir materiales o vehículos para la flota de bomberos y la prestación del servicio. De este modo, la contraprestación total que recibiría el Ayuntamiento ascendería a un total de 286.000 euros, frente a los 305.000 euros que percibía en este concepto el año anterior. “La disminución de la cantidad de dinero no supondrá ninguna merma del servicio”, informó Arahuetes.

Además, el nuevo convenio incorpora la ordenanza a través de la cuál la Diputación se encarga del cobro de la tasa por la prestación de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento en la provincia, que solo será pagada por las personas o entidades propietarias de los bienes siniestrados, como señalaron desde la institución provincial. El cobro será efectivo a través de la Diputación, salvo que la a entidad titular del servicio interviniente en la emergencia tenga una ordenanza aprobada al efecto como el Ayuntamiento de Segovia en su municipio, o la Comunidad de Villa y Tierra de Coca en su territorio.

Asimismo, la Diputación Provincial continuará colaborando con el resto de parques de las entidades locales de la provincia, tales como el de la Comunidad de Villa y Tierra de Coca, el de Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, los ayuntamientos de Cuéllar, Cantalejo, Riaza y El Espinar, y el de Villa y Tierra de Pedraza. “De esta forma la provincia de Segovia queda cubierta en toda su extensión por los diferentes parques, y en caso de necesidad por el Parque de Bomberos de la capital”, señalaron fuentes de la Diputación.

El convenio suscrito con el Ayuntamiento de Segovia, que tiene una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015, prorrogable anualmente, siempre y cuando una de las partes no lo denuncie, contempla un mecanismo de colaboración y coordinación entre el Parque de Bomberos de Segovia y los de la provincia, tanto en la organización de la prestación del servicio, como en la coordinación de los avisos de emergencias, bien sea a través del 112 o a través de otra vía. Estos avisos serán evaluados por los bomberos de Segovia y derivados a las unidades que sean necesarias, según la envergadura del siniestro. Asimismo, el documento establece un sistema de formación conjunta entre el Parque de Bomberos de la capital y el resto de la provincia. De esta forma, el personal de los equipos provinciales podrá participar en las clases teóricas y practicas organizadas por el Ayuntamiento de Segovia. También se incorpora un mecanismo de información mejorado, respecto al convenio anterior, mediante el cual, los bomberos de la capital comunicarán con un sms a responsables de la Diputación Provincial, cualquier incidente en la provincia y les remitirán mensualmente un informe con las salidas efectuadas.

El pasado año 2011, en el Parque de Bomberos de Segovia se registraron 385 avisos para la provincia, de ellos 368 provenían del 112 y el resto de particulares. De los 385 avisos, en 242 ocasiones fue necesaria la intervención in situ por parte de los servicios de emergencia provinciales. El 68% de las cuales referidas a incendios, incidentes domésticos,… y el 32% restante, a accidentes de tráfico o incidentes con vehículos.

Tanto el regidor municipal como la institución provincial valoraron “muy positivamente” la predisposición de las partes para llegar a un acuerdo “que beneficia a todos los ciudadanos de la provincia”.