El Consejo de Cuentas de Castilla y León ha instado a las diputaciones de Ávila, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora a que “adopten las medidas necesarias para que los plazos de ejecución reales de las obras se ajusten a lo establecido en los contratos”, a raíz de los resultados del informe de fiscalización de los contratos de obras correspondientes a las diputaciones provinciales entre 2004 y 2006.

Así se desprende del informe que el presidente del Consejo de Cuentas, Pedro Martín Fernández, ha presentado en la Comisión de Hacienda de las Cortes sobre la fiscalización de los contratos de obras correspondientes a las diputaciones provinciales entre 2004 y 2006.

El documento explica que las diputaciones provinciales “cumplen razonablemente con la legalidad aplicable a la contratación de obras desarrollada en los ejercicios 2004, 2005 y 2006”, si bien ninguna de ellas cumple en su totalidad los plazos establecidos para su ejecución o pago de certificaciones.

A raíz de dicha fiscalización, el Consejo de Cuentas “insta a las diputaciones de Ávila, León, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora para que mejoren la redacción de los criterios objetivos en los concursos, estableciendo los baremos que se van a utilizar para asignar las puntuaciones y valorando adecuadamente el criterio del precio”.

A las de Ávila, Burgos, León, Salamanca y Valladolid les pide que adapten los plazos de pago de las certificaciones de obra para adaptarse a la legalidad, y se aconseja a todas las diputaciones que garanticen el respeto de las disposiciones en materia de control interno relacionadas con el ejercicio de la función interventora.

Asimismo, reclama a las diputaciones de Burgos, León, Salamanca, Soria y Zamora que den cumplimiento a las obligaciones de comunicación establecidas en el Texto Refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

 

Fiscalización

El objetivo del citado informe es verificar el cumplimiento de la legalidad del procedimiento de contratación administrativa tanto en las actuaciones preparatorias de la contratación como en su adjudicación, ejecución y extinción.

Como conclusión, el Consejo de Cuentas destaca que las diputaciones razonablemente con la legalidad aplicable a la contratación de obras desarrollada en los ejercicios 2004, 2005 y 2006”, pero no cumplen los plazos.

Así, el informe llama la atención sobre el “incumplimiento de los plazos en la ejecución de las obras en las diputaciones de Ávila y Salamanca”, que tampoco cumplen plazos en el pago de las certificaciones, cono las diputaciones de Burgos y Valladolid.

La Diputación de León peca de falta de acreditación de la existencia de crédito adecuado y suficiente y también del incumplimiento de los plazos en el pago de las certificaciones.

Por su parte, el informe critica que la Diputación de Palencia ha establecido “algún criterio de adjudicación que no se considera objetivo”, y también denuncia la “inadecuada motivación de las prórrogas e incumplimiento de los plazos en la ejecución de las obras”. En esto último coincide con la Diputación de Segovia.

El incumplimiento de las obligaciones de comunicación al Consejo de Cuentas y al Registro Público de Contratos del Ministerio de Economía y Hacienda es el principal fallo que se ha detectado en la Diputación de Soria y en la de Zamora, además de que, en el caso de la primera, se incumplen los plazos en el pago de las certificaciones, y en el caso de la segunda, no se respetan los plazos en la ejecución de las obras.