El proyecto de Normas Urbanísticas Municipales y Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Pedraza deberá de ser presentado nuevamente ante la Comisión Territorial de Patrimonio subsanando diferentes carencias y errores para su aprobación. Así lo han señalado fuentes de la Delegación Territorial tras la última reunión presidida por Javier López-Escobar, quienes junto a los demás integrantes de dicha Comisión han recomendado la nueva redacción del proyecto para llevarlo a un nuevo análisis.

Entre los aspectos que se deben corregir, destacan algunas cuestiones como la modificación de la delimitación del conjunto histórico, que, de acuerdo con la prescripción de la Comisión Territorial, deberá mantenerse como en el planeamiento vigente en el municipio. En cuanto al catálogo incluido en el documento, la Comisión señala que la Muralla como Bien de Interés Cultural debe ampliarse e incluir la puerta de la villa y la coracha que une la muralla con el torreón de la ladera sur; y los restos existentes de la coracha y el propio postigo deben considerarse como parte integrante de las fortificaciones de Pedraza y, como tal, deben ser recogidos en el texto y en los planos correspondientes.

Además, la Comisión de Patrimonio añade que se deberán justificar las modificaciones de alineaciones, edificablidad, parcelaciones o agregaciones que el Plan propone, y que, respecto a la protección del patrimonio arqueológico, deberá corregirse algunas contradicciones y aspectos concretos.