El Ministerio de Economía y Hacienda ha cedido a la Fundación Centro Nacional del Vidrio (CNV) el inmueble de la Real Fábrica de Cristales de San Ildefonso. La firma de la cesión se ha realizado con representantes de ambas instituciones. El emblemático edificio se destinará a actividades de enseñanza, investigación, asesoramiento, diseño y fabricación de la artesanía del vidrio, actividades que ya venía realizando este centro.

Según explicó en una nota de prensa de la Subdelegación del Gobierno la cesión fue autorizada por el Consejo de Ministros en abril de 2009.

El edificio conocido como Real Fábrica de Cristales se encuentra en el paseo del Pocillo, número 1, en el Real Sitio de San Ildefonso. Tiene un piso bajo, otro principal y buhardillas. Ya en el año 1999 fueron transferidos 6.087 metros cuadrados a la Comunidad Autónoma de Castilla y León, por lo que a la Fundación Centro Nacional del Vidrio han sido cedidos 22.095 metros cuadrados, de los que 13.000 son construidos.

La directora de la fundación, Áurea Juárez, mostró, momentos después de la cesión, su satisfacción. Al tiempo, manifestó su confianza en el futuro del Centro Nacional del Vidrio, que, pese a no haber obtenido en este año sus mejores resultados económicos, afronta el futuro con optimismo.

En este mismo sentido, la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, mostró “el compromiso del Gobierno de España con el Real Sitio de San Ildefonso y con las actividades que puedan generar desarrollo económico en el municipio”.

La Real Fábrica se construyó con la llegada de la dinastía de los Borbones a España en 1727, siendo rey de España Felipe V. Financiado por la corona, se construyó un pequeño horno de vidrios planos para abastecer al Palacio de La Granja de ventanas y espejos. Con el tiempo, el edificio fue objeto de numerosas reformas en su estructura y distribución, en buena parte como consecuencia de los cambios habidos en los sistemas de energía. Actualmente alberga la Escuela Superior del Vidrio.