A lo largo de los últimos meses un equipo de arqueólogos ha iniciado un interesante proyecto de investigación en el Castillo del municipio segoviano de Coca. Las actuaciones, que se han centrado en cuatro localizaciones estratégicas del foso de la fortaleza, se engloban en los trabajos preliminares del Plan Director para la restauración del edificio.

La fortaleza actual, construida en el siglo XV, es uno de los principales atractivos turísticos de la provincia de Segovia, y un claro referente en tanto al Patrimonio Histórico de Castilla y León. El equipo, dirigido por Santiago Martínez Caballero, conservador del Museo de Segovia, y los arqueólogos Víctor Manuel Cabañero y José Ignacio Gallego pretende dar continuidad a los trabajos, asociándolos al novedoso proyecto Urbs Cauca, actualmente en fase de consecución de apoyos financieros.

Estas excavaciones han dado frutos esenciales desde el punto de vista del conocimiento, tanto de la configuración arquitectónica del edificio actual, como de la historia de la localidad en su conjunto. Así mismo han permitido documentar aspectos fundamentales de la configuración estructural del propio castillo, sobre todo en cuanto a la configuración y estado de su cimentación.

Los trabajos arqueológicos han sacado a la luz varios elementos constructivos claramente anteriores al conjunto militar erigido por los Fonseca, cuya edificación ocultaría las evidencias de la presencia de esta diversidad de restos más antiguos. Los investigadores están a la espera de recibir los resultados de diversas analíticas, que permitirán aportar una fecha a cada una de las distintas fases constructivas que se han descubierto. De cualquier manera, los nuevos hallazgos clarifican la situación de algunos elementos clave de la estructura del gran castillo.