El concejal del PP y cabeza de lista en las pasadas elecciones en Valverde del Majano (Segovia), Rafael Casado, ha anunciado su marcha de la política “por motivos de salud”.

Casado ha hablado sobre la dimisión de la alcaldesa de Cs, Carmen Gómez, debido a la falta de apoyo de sus socios «populares», el concejal ha afirmado que les dieron “la oportunidad de cambiar el rumbo del pueblo” pero “no lo han hecho”.

Rafael Casado declaró que los concejales del PP no eran “el problema” sino “el apoyo que necesitaban”, o bien que Cs les apoyara a ellos pero “tampoco lo han querido”. En su carta de despedida, el que fuera alcalde de Valverde, entre 2003 y 2015, remarcó que si él era el problema “como me han dicho en las reuniones”, se retira y deja “el campo libre”, con la esperanza de que “recapaciten en esta nueva travesía del desierto que va a ser esta legislatura”.

Casado insiste en que los votantes de Valverde del Majano, el pasado 26 de mayo, “pidieron un cambio”, con una mayoría que votó a PP y a Ciudadanos, que representábamos el cambio y, los dos partidos, tenían que “haber llevado a cabo ese cambio” que les encargó las urnas. Según el concejal del PP, ellos lo entendieron e intentaron negociar con Cs para sumar una mayoría que diera estabilidad al Ayuntamiento.

Rafael Casado resumió que las partes, en un acuerdo, ceden y el PP dio “lo máximo” que se podía ceder, como es la Alcaldía para Cs, en la persona de Carmen Gómez, y se preguntó qué más se puede pedir cuando “supone dar todo el poder a quien ostente el bastón de mando”. En su opinión, o bien por sentirse incapaz o, “más seguramente”, por presiones de su propio grupo, “la han impedido impedido ejercer ese poder”, a la que tomó posesión como alcaldesa.

Críticas a la formación naranja 

El concejal del PP deja claro que se podían haber sentado de nuevo a negociar pero “desde Ciudadanos no se ha querido”. En su carta de despedida, Casado desveló que los populares presentaron al equipo de Cs la posibilidad de hacer una importante inversión de más de 3 millones de euros en el pueblo, a través de una inversión privada, siendo el PP quien gobernaría mediante un acuerdo por el plazo, de al menos un año y medio, pero no “no les interesó en ningún momento” porque “querían la Alcaldía”.

El exalcalde mantuvo sus críticas a la formación naranja remarcando que, “con Alcaldía en la mano”, podían dar o quitar al PP “las concejalías que quisiera y cuando quisiera” y que le resultó “curioso” que Ciudadanos se opusiera a darles concejalías en las mismas condiciones que había pedido en sus largas negociaciones con el PSOE. Para Casado, la alcaldesa encontró “la excusa perfecta” para mirar a otro lado y “echar balones fuera”, diciendo que “nosotros éramos el problema”, que los ediles del PP “éramos los culpables” y que Gómez “no podía gobernar en minoría”.

El concejal del PP lamentó que los vecinos tendrán otra legislatura, otros cuatro años, con Javier Lucía, “de inacción”, sin inversiones, “calles sucias, de mala gestión, de parques y jardines asilvestrados, de mucho bombo y poca melodía”. En su opinión, Cs “tendrá su parte de responsabilidad de esa situación”, asegurando que, media hora antes de presentar su dimisión, Carmen Gómez se reunió con el candidato socialista “seguro que buscando una nueva negociación personal, bien ahora o más adelante”.