Segovia, Valladolid y Palencia pondrán en marcha un registro de bicicletas que incluye un sistema de búsqueda que ayudará a recuperarlas en caso de robo. Burgos y Zamora ya disponen de este servicio, mientras que el Ayuntamiento segoviano firmó hoy el convenio para su puesta en marcha, el vallisoletano prevé hacerlo mañana y el palentino, la próxima semana.

La iniciativa parte de la Red de Ciudades por la Bicicleta, creada en 2009 y en la actualidad con más de medio centenar de municipios asociados por la promoción del uso de este medio de transporte como alternativa al coche, además de ofrecer la posibilidad de registrar las bicicletas a través de la página web ‘www.biciregistro.es’.

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y el secretario técnico de la citada asociación, Xavier Corominas, suscribieron hoy el convenio por el que se implanta este servicio que pretende reducir los robos de bicis (“gracias al efecto disuasorio” que implica), facilitar su recuperación y dar confianza al ciudadano para fomentar el uso de las dos ruedas en la ciudad.

‘Biciregistro’ está asociado a un sistema de búsqueda en el que los listados de bicicletas desaparecidas y localizadas juegan un papel fundamental. La web otorga un código de registro a cada bici que figura en una pegatina fabricada en un material de difícil extracción y que lo deja grabado en el bastidor, lo que dificulta el comercio ilegal y posibilita la recuperación de la bici robada o extraviada.

Los interesados deben aportar sus datos personales, características de la bici y fotos de la misma, además de pagar a través de la web una cuota de siete euros a la Asociación de Ciudades por la Bicicleta. El marcaje de la bici lo harán los propietarios siguiendo las instrucciones que incluye el kit que recibirán en el centro de validación, en el caso de Segovia, en la Oficina de Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento (calle Guadarrama, 24). Respecto al adhesivo, es troquelado, se pega y se aplica sobre él un líquido, cloruro de metileno: “Si alguien arranca las pegatinas queda grabado el número en el cuadro y el usuario puede poner sus iniciales en el lugar que quiera, ya que luego serán visibles con una simple linterna ultravioleta”, explicó Corominas en declaraciones recogidas por Ical durante la presentación.

El sistema de registro e identificación incluye tres bases de datos informatizadas: una para que los propietarios registren las bicicletas (ya hay unas 2.000 dadas de alta) y puedan actualizar la documentación; otra para que la Policía Municipal apunte las localizadas y una tercera donde se dará cuenta de las desaparecidas. La propia web municipal incluirá un enlace hacia la página de ‘Biciregistro’, iniciativa que debe ayudar a seguir rebajando unos robos que, según apuntó Corominas, dicen las encuestas que han llegado a afectar “alguna vez” al 20 por ciento de los españoles.