El Ayuntamiento de Segovia ha aprobado en Junta de Gobierno Local la cesión de las instalaciones del antiguo colegio Martín Chico de la capital segoviana a tres asociaciones con fines sociales. En concreto, se trata de la Asociación de Vecinos ‘La Parrilla de San Lorenzo’, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Segovia (A.R.S.E.G), y la Asociación para la Protección del menor en procesos de separación de sus progenitores (APROME).

«Gracias a un juicio que ganamos a la Junta», ha señalado el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y una vez descatalogado como edificio educativo, «le daremos carácter social», añadía. El edil ha explicado que las obras para que el edificio sea accesible comenzarán en los próximos días y que, una vez finalizadas, las instalaciones podrán ser utilizadas por las asociaciones.