El 65,24 por ciento de los alumnos que estudian este curso en las escuelas de idiomas de Castilla y León lo hacen para aprender inglés. En Segovia, el porcentaje asciende hasta el 72%. Así, de los cerca de 30.000 estudiantes matriculados en la Comunidad, 18.410 lo están en inglés en alguna de las 14 escuelas de idiomas o de las 20 de sus correspondientes secciones.

En Castilla y León estudian durante este curso 33.065 personas, de los cuales oficiales son 28.218, mientras que 2.142 estudian de manera libre y 2.705 dentro del programa ‘That’s English’. Por provincias, en Segovia se matricularon a principios de curso 2.108 alumnos; en Ávila, 1.526 alumnos; en Burgos, un total de 5.271; en León, 5.373; en Palencia, 2.101; en Salamanca, 4.325; en Soria, 1.238; en Valladolid, 4.567; y en Zamora, 1.492.

Por lo tanto, de los 28.218 matriculados oficialmente, 18.410 lo están en inglés (65,24 por ciento); seguido de Francés, que cuenta con 4.283 matriculados, lo que supone el 15,17 por ciento del total; y ya por detrás se encuentra el Alemán, con 2.186 alumnos (7,74 por ciento); el italiano, con 1.560 alumnos (5,52 por ciento); el portugués, con 715 matriculados (2,5 por ciento); el español, que cuenta con 648 estudiantes (2,2 por ciento); mientras que con porcentajes poco significativos están el ruso, que tiene 32 alumnos en Burgos; el euskera con 113 en la sección de Miranda de Ebro (Burgos); el gallego con 85 estudiantes en Ponferrada (León); y el chino, que tiene 186 matriculados en Valladolid.

En concreto, en Castilla y León hay 14 escuelas de idiomas, ubicadas en las nueve capitales de provincia, además de en Arévalo (Ávila); Aranda de Duero y Miranda de Ebro (Burgos); y Astorga y Ponferrada (León). Además, existen secciones de las mismas en la provincia de Segovia en Cuéllar, El Espinar y Sepúlveda; en la provincia abulense en Arenas de San Pedro, Cebreros, Las Navas del Marqués y Piedralaves; en Burgos en Briviesca; en Palencia en Aguilar de Campoo y Guardo; en Salamanca en Béjar, Ciudad Rodrigo, Peñaranda de Bracamonte y Santa Marta de Tormes; en Soria en Almazán y en El Burgo de Osma; en Valladolid en Median del Campo y Laguna de Duero; y en Zamora hay secciones en Benavente y Toro.

Recientemente, el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), publicó el convenio de colaboración firmado entre la Consejería de Educación de Castilla y León y el Ministerio, mediante el cual el Gobierno de España destina algo más de un millón de euros, de los 15 para todo el país, para impulsar el inglés entre los jóvenes de entre 18 y 30 años de edad.

Esas actuaciones del acuerdo irán dirigidas a establecer en distintos municipios aulas adscritas a una Escuela Oficial de Idiomas para impartir enseñanza reglada en inglés, clases de conversación y refuerzo de la comprensión, con el propósito de incrementar la fluidez de dicha lengua, utilizando el intercambio interpersonal, así como los medios audiovisuales y tecnología de la información y la comunicación, así como acciones dirigidas a la enseñanza del inglés a universitarios con titulo de grado o postgrado con el fin específico de desarrollar lenguaje técnico, propio del mundo de la empresa, legal o científico entre otros.

También persigue aumentar el número de grupos que imparten enseñanza reglada de inglés en horario nocturno en las escuelas, así como de grupos de conversación o de lenguaje técnico. Además, incluye acciones para impartir cursos intensivos o de inmersión, que podrían darse en fines de semana y potenciar la enseñanza del inglés a través de la web.

Todas estas acciones ya están puestas en marcha en Castilla y León, según señaló el director general de general de Planificación, Ordenación e Inspección Educativa, Emilio Gutiérrez, porque, recordó, la Junta quiere que esta legislatura sea “la de las lenguas extranjeras” y por ello es un objetivo “prioritario” de la enseñanza desde los más pequeños hasta los mayores.

Así, recordó que en este curso, por ejemplo, Castilla y León contará con 369 centros bilingües, la mayoría de ellos en inglés y 18 en francés. Además, remarcó que las escuelas oficiales de idiomas ofrecen a todos los ciudadanos de Castilla y León la posibilidad de adquirir conocimientos en idiomas.