Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, la empresa segoviana Huercasa ha viajado hasta el colegio vallisoletano Nuestra Señora de Lourdes para celebrar una jornada en la que los hábitos saludables de comida han sido los protagonistas. Una encuesta sobre las costumbres de los más pequeños a la hora de comer, una charla de la mano de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Castilla y León, y una divertida cata a ciegas con diferentes frutas y verduras así como una barbacoa de maíz, han sido las actividades en las que han participado los alumnos del centro.

El estudio refleja, en el que han participado 80 niños, que el 100% de los niños desayuna antes de salir de casa. El 88% toma leche, el 64% cacao en polvo o chocolate y el 41% galletas. Fruta y yougur son los alimentos que no suelen tomar con un 11% y 5% respectivamente. En cuanto a tomar algún tipo de alimento la hora del recreo, el 83% afirma haber comido y bebido algo, mientras que el 17% ha contestado que no toma nada. El bocadillo o la fruta son los alimentos que más consumen en este tramo de comida.

Sobre preferencias de alimentos, la palmera de chocolate (16%) y los donuts (16%) serían los alimentos elegidos para un desayuno o almuerzo. Le siguen las galletas (14%), manzanas (12%), y plátanos (11%). Sobre las frutas, las favoritas para los escolares son, sin duda, las cerezas (79%), le siguen las fresas, con un 77%, manzanas (75%), melón (74%) y sandía (72%). Entre las que menos les gustan están el kiwi, las uvas y la piña. Llama la atención que un 16% no ha probado nunca las ciruelas.

En lo que se refiere a verduras y hortalizas, la lechuga y los guisantes verdes son los favoritos de los escolares, con un 63% y un 54% respectivamente. Un 37% plasma que “no les gusta nada” las coles o la berza. Les siguen la cebolla, el brécol y el puerro. Un 40% manifiesta que nunca ha probado las acelgas.

En la parte de la encuesta que habla de alimentos, la pasta es, con un 96%, el plato favorito de los escolares. La carne también es uno de los alimentos que más les atrae con un 95% junto con el arroz y el pan, ambos con un 93%. La fruta también cuenta con una aceptación muy positiva: un 86% han señalado que les gusta mucho y nadie ha señalado la opción de que no les guste. La legumbres, patatas cocidas y el pescado, son alimentos, que según muestran los resultados, les gustan “un poco”.

La parte final del estudio se ha centrado en pedir a los niños que marquen los alimentos que, en su opinión, deben formar parte de una dieta saludable. Aquí, se ve refleja que son conscientes de lo que es necesario incluir dentro de la dieta diaria, ya que el 96% afirma que la fruta es un alimento indispensable. Les sigue la leche u otros alimentos de su familia como el yogur o el queso (95%), la verdura (93%), cereales (91%) y hortalizas (88%).

También saben qué tipo de alimentos son menos saludables. Casi el cien por cien de los escolares descartan los pasteles o bollos con mucho azúcar, las gominolas o chucherías, las patatas fritas, los refrescos y los helados.

Como conclusión, se observa que los niños cada vez son más conocedores de los alimentos que deben formar parte de una dieta saludable pero aún no tienen un hábito constante de consumo. Por otra parte queda patente que los alimentos menos recomendables les atraen más. Por último llama la atención ver que muchos niños no han probado nunca algunas frutas, verduras u hortalizas.