La Nochevieja anticipada o prenochevieja comenzó a celebrarse de manera espontánea en 1999 en la localidad segoviana de Abades por un grupo de jóvenes para celebrar el fin de año con los amigos antes de que al día siguiente lo hicieran con sus familias.

Eran unas fechas y unos años en los que el municipio estaba soportando puntuales cortes de suministro eléctrico en la Nochevieja y los días de Navidad, una circunstancia que a la vez sirvió como justificante moral para seguir convocando la fiesta veinticuatro horas antes. Fue con la asociación cultural, cuando la Prenochevieja emprendió un verdadero efecto e impulso mediático. Televisiones, emisoras de radio, así como la prensa local se hacían eco de la misma.

En aquellos años también se sumó de manera importante la colaboración del Ayuntamiento, que es en la actualidad el organizador de la misma. Los actos de la fiesta, son los tradicionales, lográndose con el paso de los años una mayor vistosidad y participación, al sumarse también público tanto de la provincia como de fuera de ella.

Es este año una fecha conmemorativa al cumplirse diez años, y para ello los vecinos con especial fidelidad volverán a situarse frente al reloj del edificio Consistorial a esperar a que un reloj escrupulosamente preparado para tal efecto marque las doce campanadas y tomar las uvas de la suerte. La sidra y los fuegos artificiales pondrán la nota chispeante y de color, mientras que el salón La Panera acogerá seguidamente la verbena a cargo de la orquesta Syra hasta bien entrada la madrugada.

Mañana será 31 de diciembre, la verdadera celebración de la Nochevieja y el cambio de año, sin duda alguna, sobrado motivo para que, aunque sea idéntica, se vuelva a disfrutar.