El Pleno Ordinario correspondiente al mes de octubre ha aprobado, como ya es tradicional en este mes, la propuesta de modificación de ordenanzas fiscales, de tasas e impuestos municipales así como de disposiciones generales de precios públicos, en  toda una ‘batalla campal’ entre el concejal de Hacienda, Alfonso Reguera, y el popular Juan Antonio Folgado.

En palabras de Reguera, se propone una modificación que afectará a un total de 8 figuras tributarias, 14 tasas, 8 precios públicos y 6 impuestos y “que supondrían según las estimaciones previas para el 2012 un montante de unos 33 millones de euros, que vienen a suponer en el entorno del 65% de los ingresos corrientes del Ayuntamiento de Segovia”, ha señalado Reguera.

De esta propuesta se extrae la revisión sobre el 3% de la tarifa tanto de impuestos, como de tasas y de precios públicos correspondiendo este 3% al IPC general interanual del mes de agosto de 2010 hasta el de 2011. “Cumpliendo la promesa electoral de no subir los impuestos sino de actualizarlos con el índice del IPC interanual”, añadía. Asímismo ha señalado que no todas las figuras tienen este incremento del 3% sino que el IBI, por ejemplo, se mantendrá en el 0.475% al igual que en 2010 “encontrándose congelado”. Además ha añadido como ejemplos otros impuestos que poseen mecanismos propios por lo que no se modifican. En este sentido ha señalado, las tasas de grúa o del servicio ORA, o los precios de asistencia a domicilio.

Reguera ha destacado el cambio del calendario sobre contenidos de aguas y del servicio de recogida y tratamiento de basuras que pasan de ser semestrales a ser cuatrimestrales. “rebajando el montante unitario de los recibos y modificando el calendario fiscal a tres periodos, del 1 de febrero al 15 de abril, del 1 de mayo al 15 de junio; y del 1 de septiembre al 15 de noviembre”, ha apostillado.

Para finalizar manifestaba que el objetivo de la propuesta  que ha calificado de «adecuada, prevista estabilidad presupuestaria, y equilibrada en cuanto a la carga fiscal de los ciudadanos», es no incrementar exageradamente los impuestos y actualizarlos,  mantener servicios, y poner precios asequibles para poder acceder a los servicios.

 

Folgado: «Con nuestra oposición defendemos a nuestros votantes y a los suyos»

El equipo popular ha manifestado su oposición por dos motivos principalmente. En primer lugar, Juan Antonio Folgado ha señalado que el concejal de Hacienda prometió  que se iban a celebrar tres sesiones de trabajo en la que se podría debatir las ordenanzas fiscales, de las que finalmente sólo se celebró una. Además critican que su grupo no ha podido proponer sugerencias ni debatir su viabilidad.

La segunda razón ha señalado, es que en muchos casos “no se ha respetado el compromiso electoral del PSOE de congelación de e impuestos y tasas y limitándolo al incremento al IPC anual”. En este sentido añadía que ‘Con nuestra oposición defendemos a nuestros votantes y a los suyos’, asegurando que el PSOE ha subido más de lo que había prometido, como el Impuesto de los Bienes Inmuebles, el Impuesto de Actividades Económicas, o las tasas por licencias urbanísticas. Una recaudación adicional de más de un millón de euros, aseguran, con referencia a la que se se respeta el compromiso electoral.

“Es lamentable el poco tiempo dedicado al estudio” señalaba y acusa de no comprobar el anexo de las ordenanzas fiscales donde se detallan uno por uno los epígrafes de impuestos y tasas. Como añaden, los errores que fueron corregidos, suponían 250.000 euros si se llegan a aplicar esas tarifas finalmente.

Otra de las razones en las que se ha manifestado en contra el grupo popular ha sido el incremento del IBI en una media de un 7,4%.