Una parroquia de Segovia y un bar del barrio de La Albuera han repartido parte de dos de los quintos premios, el 34.001 y el 92.202, que estuvieron muy repartidos, según la distribución realizada por el organismo Loterías y Apuestas del Estado.

El bar Lozoya, situado en la calle Ávila, del barrio de La Albuera, vendió cuatro décimos del 34.001, lo que supone repartir unos 24.000 euros, aunque el propietario del establecimiento dijo que no conocía lo que había vendido porque se habían expedido por un terminal. 

Al local, regentado por Angélica Llorente, se acercaron hoy jóvenes estudiantes que estudian en un instituto cercano, pero sin que nadie se identificara como agraciado.

El otro quinto premio distribuido en Segovia, el 92.202, correspondió a una parroquia cuyo nombre no ha querido desvelar el propietario de la Administración que lo ha vendido, situada en Madrid, en el número 19 del Paseo de la Florida. Según la consignación de Loterías y Apuestas del Estado, se habrían distribuido 2,5 millones de euros, aunque la titular de la Administración, Graciela Beoyos, dijo que le habían pedido discreción a la hora de identificar a los agraciados.

El resto de premios correspondió a pequeñas terminaciones idénticas a las de los primeros premios, entre las que se encuentra el número que jugaban los empleados del Ayuntamiento de Segovia.