El día 9 de julio, unos sicarios mataron en una emboscada al cantautor Facundo Cabral, que había estado cantando en Guatemala. Mi amiga Tere García, periodista que pertenece a la Fundación para el Altruismo de México y dirige el periódico Todo México Somos Hermanos y un programa diario en Radio Capital de México D.F., me pidió si podía dedicarle un poema…Es el que sigue a continuación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dieron muerte a Facundo Cabral…

Quienes nada valoran la vida,

donde triunfan las fuerzas del mal,

el perdón es ya causa perdida

y desprecian al hombre cabal;

son capaces de abrir una herida

y capaces de ahogar un cantar,

de acabar con una golondrina

que volaba tras la libertad.

 

¿Quién calló esa voz decidida

que a los hombres hacía soñar,

despertaba a las almas dormidas

y a los flojos los hace vibrar?.

Pudo ser la mañana torcida,

pudo ser emboscada fatal,

con las balas que avanzan deprisa

para al fin una vida segar.

 

Los sicarios juegan su partida,

en batalla de guerra total:

con las armas a ritmo homicida

dieron muerte a Facundo Cabral…

Pero aquí la historia no termina,

aún faltaba la escena final:

en el Cielo está Dios que le invita

a afinar la guitarra y cantar.

 

José García Velázquez

Segovia, 12 de julio de 2011