Los castellanos y leoneses dedican las mañanas de los domingos a dar un paseo, hacer las tareas del hogar y tomar un aperitivo, preferentemente con cerveza, según un estudio elaborado para Cerveceros de España por Quota Research. Además, se levantan unas tres horas más tarde de lo habitual, toman un desayuno especial dedicándole más tiempo, compran la prensa y practican deporte.

El estudio ‘Las mañanas de domingo de los castellanos y leoneses’ refleja que ese día de la semana la jornada empieza de media a las 10.14 horas cuando el resto de la semana se levantan a las 07.51. A continuación, toman el desayuno, al que dedican más tiempo, 22 minutos frente a los 10 habituales. Además, el 29 por ciento de los encuestados afirma que ese día disfruta de un desayuno especial.

A continuación, el 45 por ciento dedica un rato a realizar las tareas del hogar, tras lo cual el 51 por ciento sale a dar un paseo, la actividad dominical más mencionada. Según el estudio, el 26 por ciento aprovecha este momento para comprar el periódico frente al 9 por ciento que la adquiere el resto de la semana. El 89 por ciento opta por la prensa nacional.

El 45 por ciento de los castellanos y leoneses elige el aperitivo como una de su actividades dominicales favoritas. Además, los ciudadanos de la Comunidad realizan otras actividades los domingos por la mañana, como practicar deporte (26 por ciento), sacar al perro (15 por ciento), montar en bici (11 por ciento), practicar ‘hobbies (7 por ciento) o ir a un museo (3 por ciento).

El estudio realizado por Quota Research constata que tomar el aperitivo es una costumbre muy arraigada en Castilla y León y que la bebida reina es la cerveza, ya que un 72 por ciento de los encuestados asegura consumirla los domingos por la mañana. De hecho, el 82 por ciento la ha disfrutado en el último mes. En segundo lugar, optan por los refrescos de cola (38 por ciento) seguidos del vino (25 por ciento), los zumos (19 por ciento) y el mosto (19 por ciento).

En el aperitivo, los castellanos y leoneses acompañan su cerveza o consumición con algo de comer. Así lo ha confirmado el 94 por ciento de los encuestados, que toman en este momento aceitunas (20 por ciento), patatas fritas (15 por ciento), patatas bravas (18 por ciento), calamares (10 por ciento) y tortilla (9 por ciento), entre otros.

Según destacó Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, “todo ello está en consonancia con las pautas de consumo de esta bebida en nuestro país, pues se toma en general con alimentos y está integrada dentro de las pautas de la dieta mediterránea; además, es una bebida social que se disfruta generalmente en compañía y en torno a una charla amigable”.

De hecho, según el estudio la totalidad de los encuestados toma el aperitivo de las mañanas de domingo en compañía. Los castellanos y leoneses se decantan en primer lugar por los amigos (65 por ciento), seguidos de la familia (51 por ciento) y de la pareja (46 por ciento).

Por tradición, tomar el aperitivo es un momento de encuentro social, por ello la gran mayoría, el 86 por ciento, prefiere hacerlo en los establecimientos de hostelería. Los bares tradicionales son los favoritos para un 74 por ciento, seguidos de los bares con terraza (50 por ciento) y las cafeterías (41 por ciento). En estos establecimientos se suele estar entre una y dos horas, según el 67 por ciento de los encuestados, y toman una media de dos consumiciones.

Además, la encuesta ha observado que un gran número de personas ha cambiado sus hábitos respecto al aperitivo de los domingos en los últimos dos años, ya que un 31 por ciento ha confirmado salir menos a tomarlo. De este porcentaje, casi la mitad (46 por ciento) asegura que este cambio se debe a la crisis económica.