Agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer en la provincia de Segovia a un hombre como presunto autor de un delito de homicidio de su hermano, de 56 años, con iniciales C.C.L. Al parecer la víctima murió el miércoles de madrugada en un hospital de Valladolid, donde había sido trasladado en la tarde anterior desde su domicilio, donde tuvo que ser atendido de diversas heridas que presentaba en el cuerpo.

Según publica en su edición de hoy ‘El Adelantado de Segovia’, el hombre falleció posteriormente, por lo que el Juzgado ordenó abrir una investigación y la detención del hermano de la víctima, que compartían el mismo domicilio en la localidad segoviana de Aldehuelas, barrio incorporado de Sepúlveda.

Los agentes se trasladaron a la pequeña localidad, donde tomaron declaración a los familiares y vecinos del pueblo con el fin de buscar pruebas del posible parricidio. La mayoría de los pocos vecinos del pueblo no se enteraron de lo sucedido hasta bien avanzado el día. Algunos vieron una ambulancia del Sacyl acceder al domicilio donde supuestamente se produjeron los hechos, pero pensaron que su presencia se debía a un problema crónico de salud que padecía la víctima.

Precisamente el ahora fallecido tenía condición de pensionista por problemas de salud. Había sido agente de Policía Nacional, que había regresado a su pueblo de origen tras tener que dejar el cuerpo de seguridad.