Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes a la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Segovia, detuvieron a un ciudadano brasileño, P.H.S.F., que se hacía pasar por portugués para regularizar su situación en España, por su presunta participación en delitos de falsificación de documentos, el pasado 24 de mayo.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, la investigación se inició cuando la Policía Nacional sospechó que la tarjeta de residente comunitario que portaba, como ciudadano portugués, no era auténtica.

De este modo, los agentes comenzaron una línea de investigación que tuvo como resultado la confirmación de las autoridades portuguesas de que el detenido no tenía esa nacionalidad y que se trataba de un ciudadano brasileño. El hombre, valiéndose de una carta de identidad portuguesa, consiguió un número de identificación de extranjero que se utilizó en una tarjeta de ciudadano de régimen comunitario falsa.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Segovia, y se ha procedido a incoar su expediente de expulsión, dada su situación irregular en España.

En este sentido las mismas fuentes recordaron que la falsificación de documentos de identidad de países de la Unión Europea es una actividad que realizan redes relacionadas con el tráfico ilícito de personas como medio de introducción irregular de ciudadanos de terceros países en el territorio Schengen; y por ciudadanos extranjeros que, a título individual, una vez en el territorio de la UE, entran en contacto con personas vinculadas con esas redes, para obtener de forma fraudulenta documentos para permanecer de forma presuntamente legal en esos países.